Arequipa: Protestas al pie del Misti contra Martín Vizcarra y el Congreso

Se calienta el sur. Movilizaciones comenzaron en Cusco, Puno y Tacna; ayer el turno fue de Arequipa. Miles se volcaron a las calles para rechazar el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles y protestar por las gollerías del Congreso. No hubo comercio, transporte, ni dictado de clases

Se calienta el sur. Movilizaciones comenzaron en Cusco, Puno y Tacna; ayer el turno fue de Arequipa. Miles se volcaron a las calles para rechazar el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles y protestar por las gollerías del Congreso. No hubo comercio, transporte, ni dictado de clases

Mientras que para el resto del país y medios de comunicación capitalinos, lo más importante era Paolo Guerrero y su habilitación para jugar el Mundial de Rusia 2018, en Arequipa y otras ciudades del sur -como Madre de Dios- sus ciudadanos se volcaron a las calles para rechazar el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que afecta a los combustibles. Esta medida fue dictada por el gobierno del presidente Martín Vizcarra

Ayer le tocó a Arequipa. Como no se veía desde el 2002 en el denominado 'Arequipazo', la respuesta de la ciudadanía, gremios y sindicatos fue masiva.

Los comercios cerraron. No hubo transporte urbano ni interprovincial, las madres de familia salieron a apoyar con un cacerolazo y en distintos puntos de la ciudad el bloqueo fue estratégico para impedir el paso de los pocos vehículos que circularon. 

Pero no solo fue el incremento del ISC lo que desató el rechazo popular. También se fustigó a los congresistas cuestionados por sus pedidos de televisores, computadoras, frigobares y rosas. "Fuera parásitos del Congreso", se leyeron en varios carteles. 

BLOQUEO EN CONO NORTE

Los pobladores cerraron diversas vías en el Cono Norte desde la medianoche. El puente Añashuayco se convirtió en clave. Los últimos buses y camiones que llegaron desde Puno, Cusco y el centro del país a Arequipa,  solo pasaron hasta las 4 de la mañana. En el puente quedaron varadas veinte unidades. 

Además del bloqueo en este sector, se formaron seis piquetes en otros lugares: kilómetro 16, ingreso de Apipa, Ciudad Municipal, cruce entre la avenida Aviación con Evitamiento, Zamácola y en Cerro Colorado. Desde las cinco de la mañana empezaron a quemar llantas.

A la zona, el primer grupo de la PNP llegó a las seis de la mañana. Era un contingente armado con pistolas de goma y bombas lacrimógenas. Luego lo hizo un grupo de la Policía Montada. Los suboficiales no tuvieron que usar sus armas, pues pese al bloqueo no se produjo ningún altercado. La protesta por el ISC fue pacífica. 

A esa misma hora, otro bloqueo se suscitó en el puente de Tingo que conecta los distritos de Hunter, Tiabaya y el Cercado de Arequipa

Los manifestantes quemaron llantas para obstaculizar el paso, pero luego el fuego fue apagado por la policía y la vía fue despejada.  

TERMINAL VACÍO

La contundencia de la medida se visibilizó en el Terminal Terrestre y el Terrapuerto. 

Las rampas desde donde salen los buses interprovinciales lucieron completamente vacías. En la sala de espera había pocos pasajeros de otras regiones que esperaban por alguna novedad. 

"Apoyamos el paro porque el incremento del precio de los combustibles nos afecta directamente", comentó desde su oficina una vendedora de boletos de la empresa Ángeles Tours.

Marco Chauca Valdez, gerente de Corattsa, aseguró que las 60 empresas interprovinciales afiliadas se plegaron, se suspendieron más de 220 salidas y dejaron de viajar ocho mil personas. Informó que también hubo bloqueos en Caylloma, El Pedregal y La Joya. "No es justo que solamente se ataque al pequeño contribuyente, cuando hay una evasión tributaria de millones de soles de grandes empresas", argumentó. 

Los propietarios de algunas empresas señalaron que hasta la fecha no han elevado el precio de los pasajes interprovinciales. Explicaron que si antes gastaban 1 200 soles para surtir el combustible necesario para dos días, ahora desembolsarán 240 soles adicionales.

Entre tanto, los mercados de la zona Andrés Avelino Cáceres atendieron parcialmente. 

MARCHA HACIA LA PLAZA 

A partir de las 9.00 horas, los manifestantes que se concentraron en el Cono Norte, afueras del Terminal Terrestre, Badén en Paucarpata, emprendieron la marcha hacia el centro de la ciudad.  

Un bloque humano del Consejo Nacional de Transporte, que agrupa a las empresas interprovinciales y de carga pesada, tomó la avenida Los Incas, luego el sector del hospital Honorio Delgado y llegó hasta la avenida Jorge Chávez y Goyeneche de Arequipa.

Estas vías, usualmente con gran movimiento comercial y también contaminadas visual y ambientalmente, ayer lucieron irreconocibles.

Las puertas de los comercios estaban cerradas y algunas personas desde sus viviendas apoyaron el paro a su modo, tocando pitos, aplaudiendo y golpeando sus ollas.

Desde el Cono Norte, los gremios descendieron acompañados de las asociaciones de vivienda y hasta trabajadores del sindicato del municipio distrital de Cerro Colorado. Un grupo de estos manifestantes llegó hasta la sede de Sunat, ubicada en el mercado de Río Seco. 

Arengaban que primero cobren los impuestos que deben las grandes empresas transnacionales y dejen de ajustar el bolsillo de los peruanos.

PARO MACRORREGIONAL

Al mediodía, todas las organizaciones de Arequipa confluyeron en la Plaza de Armas, aunque lo hicieron de manera desordenada. 

Allí se sumaron madres de familia, quienes relataron cómo les afecta el incremento del impuesto. "Todo en el mercado está más caro y ya no me alcanza para sostener a mis tres hijos que están en la universidad pública. Nunca salí a protestar pero esto me indigna", contó Irene Nina. 

Los estudiantes de la Unsa, profesores del Sutep y Sute, Construcción Civil también estuvieron presentes. 

En una especie de mitin, el secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores, José Luis Chapa Díaz, anunció que se cocina una nueva protesta de carácter macrorregional para el 21 de junio si el gobierno no desiste del incremento al ISC. Ya están en conversaciones con los dirigentes de Cusco y Tacna. 

El congresista por Arequipa Horacio Zeballos llegó hasta la Plaza Mayor para apoyar el paro, pero mediante los megáfonos fue convocado por los manifestantes para que dé explicaciones sobre las singulares compras del Congreso. Zeballos argumentó que su colega de la bancada Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, presentó ayer en la mañana un proyecto de ley para derogar la medida. 

En este marco, también se anunció que el Consejo Nacional de Transporte acatará un paro indefinido desde el 5 de junio a nivel nacional.

Así el sur le exige al presidente Martín Vizcarra dar marcha atrás en el paquetazo. 

Te puede interesar