La primera frase de Manuel Burga tras ser declarado no culpable

Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, fue absuelto por la Justicia estadounidense en el cargo de asociación para delinquir.

Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, fue absuelto por la Justicia estadounidense en el cargo de asociación para delinquir.

Es inocente. Este martes, la Justicia estadounidense dio un sorpresivo un sorpresivo fallo en torno al escándalo de corrupción más grande en la historia del fútbol, denominado FIFA Gate. La Corte Federal de Brooklyn decidió declarar como no culpable del delito de asociación para delinquir a Manuel Burga Seoane, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol.

Tras salir del recinto en el que lloró desconsoladamente al escuchar su absolución, Burgo manifestó lo siguiente: "Dios bendiga a los Estados Unidos. Es todo lo que puedo decir", según indica el portal Infobae.

Con los ojos húmedos, el exmandamás de la FPF señaló que volverá a casa con su familia y retomará su carrera como abogado. Además, dijo que se alejará definitivamente del fútbol.

"Mi historia en el fútbol ha terminado. Volveré a la ley”, indicó el jurista y exdirigente de 60 años.

La jueza de la Corte Federal de Brooklyn, Pamela Chen, fue quien declaró inocente a Manuel Burga, quien solamente estaba acusado de formar parte de una entidad con fines criminales.

Básicamente, el extitular del máximo ente del fútbol peruano había sido denunciado —por parte de la Fiscalía— de recibir 4,4 millones de dólares en sobornos por parte de empresas entre el 2010 y 2016.

Debido a este veredicto, la Fiscalía no la posibilidad de apelar, por lo que el caso de Burga— quien en noviembre de 2015 fue detenido por la policía cuando salía de su casa en Lima— queda cerrado después de cinco semanas de juicio.

Cabe destacar que el pasado viernes, el paraguayo Juan Ángel Napout y el brasileño José María Marín fuera enviados a la cárcel por conspiración, fraude electrónico y lavado de activos.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO