Parrilla familiar en Texas acaba con un pariente muerto, otro en UCI y 12 con COVID-19

Mundo LR

La Republica
de los cuales ahora se debate entre la vida y la muerte. “No es real hasta que se vuelve personal”, dijo Tony Green, quien organizó una parrilla familiar. Foto: Captura.

Tony Green era escéptico a la pandemia, hasta que el coronavirus golpeó a sus seres queridos. Hoy llora a una de ellas e insta a tomar consciencia.

Una parrilla familiar en Texas (Estados Unidos) desencadenó la muerte de uno de los parientes debido al coronavirus y contagió a otros 13 miembros, uno de los cuales ahora se debate entre la vida y la muerte.

“No es real hasta que se vuelve personal”, dijo Tony Green, cuyo suegro permanece conectado a un ventilador mecánico en una UCI desde el pasado 13 de junio.

PUEDES VER E.E. U.U: policías encubiertos multan a ciudadanos que no usan mascarillas [VIDEO]

Cuando se levantaron las restricciones estatales, Green —quien ha admitido que entonces era “extremadamente escéptico” al coronavirus— organizó una reunión familiar en su casa de Dallas, una moderna metrópolis del norte de Texas.

“Pensé que todo iba a estar bien. Ni siquiera estábamos saliendo realmente. Solo estábamos pasando tiempo juntos, pasando el rato en la casa, parrilla... ya sabes”, ha contado a la cadena WFAA.

En cuestión de días, Tony Green se enfermó y no podía dormir. Estos síntomas se replicaron en otros parientes con quienes había departido. “Mi pareja estaba enferma. Mi madre y mi padre estaban enfermos. Y pensamos: ojalá no sea (el coronavirus)”, recordó.

Sin embargo, el coronavirus ya los había tocado: después de someterse a los exámenes de detección, los 14 resultaron positivos. Tony pasó tres días hospitalizado. Su suegro, Rafael Ceja, debió ser conectado a un ventilador mecánico. Y la madre de Ceja, de 68 años, no pudo superar el mal y falleció.

Lazy loaded component

“Todos me dicen que no es mi culpa, pero fue mi hogar. Siento que soy el anfitrión, y se extendió porque tuve la idea de reunirme. Pensé que todo iba a estar bien. Ni siquiera salíamos, solo a la casa juntos. Estoy teniendo un momento difícil con eso”.

Tony Green tuvo que recibir tratamiento contra el coronavirus, mientras que sus otros familiares ahora se están recuperando lentamente. “Esto no es solo un virus que es peligroso... es extremadamente contagioso. No quieres que tu familia esté en esta situación... es difícil”, agregó.

PUEDES VER EE.UU.: asistente de enfermería asesinó a 7 pacientes al aplicarles altas dosis de insulina

Green ha decidido hablar en nombre de la familia para crear conciencia sobre la COVID-19, que azota sin medida a Estados Unidos. Espera que los próximos días sean menos abrumadores.

“Cuando escuches nuestra historia y los horribles detalles de lo que hemos pasado, no podrás adivinarlo”, comentó a la cadena de TV e invitó a colaborar con fondos para cubrir los gastos de sus parientes.

El último sábado se registraron en el mundo 6.003 nuevas muertes y 260.578 contagios de coronavirus. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Brasil con 1.211, Estados Unidos(1.067) y México (729).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 146.463 con 4.178.730 contagios. Las autoridades consideran que 1.279.414 personas sanaron. Después de este país, las naciones con más víctimas mortales son Brasil, Reino Unido, México e Italia.