Bebé recién nacido recibe dos disparos durante ataque terrorista en Afganistán y sobrevive

Mundo LR

larepublica_pe

15 May 2020 | 17:14 h
Bebé recién nacido recibió dos impactos de bala en una pierna en medio de un atentado terrorista y sobrevivió. Foto: AFP
Bebé recién nacido recibió dos impactos de bala en una pierna en medio de un atentado terrorista y sobrevivió. Foto: AFP

El pequeño de apenas tres horas de vida recibió los impactos en una de sus piernas en medio de un tiroteo en una maternidad, que dejó 24 víctimas mortales.

En Afganistán, un atentado terrorista atribuido a ISIS dejó un saldo de dos docenas de fallecidos y entre los heridos tras la balacera se encuentra un recién nacido, quien pese a recibir dos proyectiles en una de sus piernas logró sobrevivir. El violento incidente sucedió en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Los hechos se registraron el pasado martes 12 de mayo, en el hospital de Niños Indira Gandhi, en la ciudad de Kabul, cuando los terroristas comenzaron a irrumpir por varias zonas del establecimiento atacando a cualquiera que se encontraban en el camino.

PUEDES VER Solteros en Holanda podrán buscar pareja sexual para pasar la cuarentena

Al llegar a la sección de recién nacidos, también dispararon contra ellos sin ninguna consideración. Una de las criaturas, de apenas tres horas de vida, recibió dos disparos y tras una intervención quirúrgica de emergencia consiguió seguir respirando.

Por su parte, el director del nosocomio, Noor ul-Haq Yousafzai, en conversación con un medio estadounidense, aseguró que el hecho de que el bebé haya resistido con tan solo tres horas de haber llegado al mundo “es inhumano”. Añadió: “Todos están conmocionados”.

Durante el atentado una de las mujeres se vio forzada a dar a luz en silencio cuando era atendida por una partera, mientras otras gestantes se ocultaban en una habitación y los estallidos se escuchaban por todos lados.

PUEDES VER Alcalde de Nueva Zelanda hace puenting para celebrar el fin de la cuarentena por COVID-19 [VIDEO]

De acuerdo a los medios locales, la partera asistió a la mujer en el alumbramiento y cortó el cordón umbilical con la mano. “La madre tenía dolor, pero trataba de no hacer ningún ruido. Incluso puso su dedo en la boca del bebé recién nacido para evitar que llorara”, manifestó la comadrona.

Asimismo, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció que los hombres armados “vinieron para matar a las madres. Está claro que este ataque estaba dirigido contra una maternidad con el objetivo de matar a las madres a sangre fría”.