'Oro líquido': ingenieros fabrican ladrillos a base de orina humana

Científicos de Sudáfrica han desarrollado lo que sería el primer 'ladrillo biológico' del mundo. Incluso, su fabricación reduciría emisiones contaminantes.

Científicos de Sudáfrica han desarrollado lo que sería el primer 'ladrillo biológico' del mundo. Incluso, su fabricación reduciría emisiones contaminantes.

En Sudáfrica, investigadores fabricaron el primer ladrillo a base de orina humana. Además, se utilizaron colonias de bacterias, calcio y arena. El proceso de creación sería similar a la formación de los arrecifes de coral que hay en el mar.

Este ‘bioladrillo’ ha sido desarrollado en la Universidad de Ciudad del Cabo. Según los científicos a cargo, es inodoro y se producen en ocho días. Sumado al bloque de construcción, se producen fertilizantes beneficiosos para la agricultura.

El proceso de elaboración de este ladrillo es similar al que realizan las conchas marinas. El insumo estrella es la úrea, un químico que está presente en la orina de forma natural. Bacterias que producen la enzima ureasa colonizan la arena. Esta enzima descompone la úrea en la orina y produce carbonato de calcio.

Son múltiples los beneficios de este particular bloque ideado en Sudáfrica. Puede producirse en formas variadas y además es amigable con el medioambiente. Las emisiones de carbono que se dan durante el proceso de creación del ladrillo a base de orina son mucho menores que las producidas en la fabricación de los bloques tradicionales.

Sin embargo, la creación del ‘bioladrillo’ tiene un obstáculo. Se necesitan por lo menos 20 litros de orina para fabricar un solo ladrillo.

El proyecto fue presentado por una estudiante del Máster de Ingeniería civil, Suzanne Lambert, y desarrollado por el Dr. Dyllon Randall y el estudiante Vukheta Mukhari. Los estudiantes de la Universidad de Ciudad del Cabo han contribuído al desarrollo de la ciencia en Sudáfrica donando cantidades regulares de orina para el proyecto bautizado como 'Oro líquido'.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO