Economía

“La leche en polvo es leche de vaca”, afirma la industria lechera

En el 2021, el Perú importó 78.000 toneladas de leche en polvo —el nivel más alto de la historia—, insumo que se utiliza para la producción de leche industrial.

“La producción de leche cruda nacional cubre únicamente el 71% de la demanda nacional”, afirmó la SNI. Foto: Lácteos Latam
“La producción de leche cruda nacional cubre únicamente el 71% de la demanda nacional”, afirmó la SNI. Foto: Lácteos Latam
Economía LR

A una semana del paro nacional de los ganaderos lecheros, el Comité de Lácteos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) afirmó este último 8 de marzo que la leche en polvo que importan las empresas del rubro para la elaboración de productos finales si es “leche de vaca”.

Cabe recordar que el 27 de febrero el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) adelantó que iniciará conversaciones con las empresas del sector lechero con la intención de plantear soluciones y atender las demandas de los cientos de productores ganaderos lecheros del país.

La declama del despacho de la SNI llega como respuesta a la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), gremio que sostiene que la industria lechera ha aumentado la importación de leche en polvo y ha dejado de lado el acopio de leche fresca de los distintos establos a nivel nacional.

“El déficit (de leche) no producido en el Perú se completa con la importación de leche en polvo, para garantizar el abastecimiento a la población. La leche en polvo es leche de vaca, a la cual se le ha extraído el agua; es fuente de proteína láctea de alta calidad y, según lo reconocen los organismos internacionales, como el Codex Alimentarius, es leche de vaca que cumple con los más altos estándares de calidad e inocuidad”, resaltó el comité en un comunicado enviado a la prensa al justificar que la cantidad del lácteo producido en el país es insuficiente y que “obliga a importar”.

“La producción de leche cruda nacional cubre únicamente el 71% de la demanda nacional”, afirmó.

Clímaco Cárdenas, presidente de Conveagro, señaló en enero de este año, a este diario, que las empresas optan por importar leche en polvo antes que comprar a los ganaderos locales.

Solo en el 2021, el Perú importó 78.000 toneladas de leche en polvo, el nivel más alto de la historia. Mientras que el acopio de leche se redujo en 18% durante noviembre del 2021 en comparación al mismo periodo del 2020.

En otro párrafo de la misiva, el comité lácteo de la SNI aseveró que la industria procesa menos de la mitad de la leche del Perú.

“Del total de la leche cruda que producen los ganaderos, solamente el 47% se oferta a la industria láctea. De la producción restante, el 43% se vende a los productores artesanales (principalmente de quesos) y el 10% es para el consumo de los ganaderos”, expresó el comité al referir que menos de 30.000 ganaderos lecheros abastecen a la industria de un total de 450.000 que hay en el Perú.

La industria también comentó que toda la cadena láctea se ha visto afectada por el contexto internacional de precios altos en alimentos para el ganado.

“Esta coyuntura exige tomar decisiones técnicas, entendiendo la realidad de la industria láctea en el país”, indicó el comité al apuntar a la subida de los precios del maíz, soya y de otros insumos que son alimento para el ganado, así como los fletes de transporte.

“Por ello, la industria ha apoyado consistentemente a sus proveedores de múltiples formas: aumentando el precio por litro pagado por leche cruda, otorgando préstamos con cero o mínimos intereses, proveer de alimento para el ganado, ofrecer bonos de emergencia por cada litro de leche, brindar asesoramiento técnico y capacitación, entre otras iniciativas”, precisó la carta.

Este diario ha recogido testimonios de ganaderos, y si bien admitieron que las empresas han contribuido con el alimento, aclararon que se les descontaba del pago semanal.

Acerca de los préstamos, también nos comentaron no haber accedido a alguno de estos ni de las empresas ni de entidades bancarias por su “alto riesgo”.

Respecto al precio por litro de leche fresca, los consultados expresaron que se registró un aumento de hasta S/ 0,40 por parte de Gloria, Nestlé o Laive, entre el 2020 y 2021; el costo hasta el 2019 era de S/ 1.00; algunos de ellos incluso aseguraron que les han bajado; otros señalaron que se mantenía.

Sobre la bonificación, fuentes cercanas a este diario detallaron que la escala actual (desde la primera quincena de febrero del 2022) se ubica entre los S/ 0 y S/ 0,16 y que depende de los litros obtenidos por el ganadero. (ver cuadro)

“De 251 a 500 recibe 0.01 céntimos, o sea mi precio base que es 1,06 ahora recibiría 1,07 que multiplicado por 500 litros es igual S/ 535; y antes era 1,06 por 500 litros salía S/ 530, es decir, el aumento es de S/ 5 por quincena; en un mes tu aumento es de S/ 10. ¿Tienes que producir 500 litros para recibir 10 soles? ¿Dónde estamos?”, expresó la fuente.