Cepal mantiene previsiones al alza para Perú en el 2021

Perspectiva. Organismo regional para Naciones Unidas saludó la certidumbre política del Perú tras el cambio de mando y frente a un panorama adverso en toda la región.

Para la secretaria ejecutiva de Cepal, en el Perú hay oportunidades comerciales y de asociación estratégica, además de una “certidumbre política” que afianzaría su desempeño este año. Foto: difusión
Para la secretaria ejecutiva de Cepal, en el Perú hay oportunidades comerciales y de asociación estratégica, además de una “certidumbre política” que afianzaría su desempeño este año. Foto: difusión
Esteban Salazar

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) consideró que, pese al escenario adverso de recuperación que se vive en Latinoamérica, el Perú mantiene sus altas perspectivas de crecimiento de PBI tras el cambio de mando.

Durante la presentación de su estudio anual “La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2021”, la secretaria ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, precisó que la región recibió durante el 2020 el monto más bajo de inversión extranjera directa (IED) de la última década. Así, se concretaron colocaciones por solo US$ 105.480 millones, 34,7% menos que en el 2019, 51% menos que el récord histórico del 2012, y el monto más bajo desde el 2010. Asimismo, Cepal verificó que, pese a una incipiente recuperación iniciada en setiembre pasado, entre febrero y mayo del 2021 se dio una nueva caída en el valor de los anuncios de IED que haría presagiar un crecimiento no mayor al 5% este año.

No obstante, Bárcena destacó que, en el caso del Perú, cohabitan grandes oportunidades comerciales y de asociación estratégica, además de una “certidumbre política” que afianzaría su desempeño este año.

“Confirmamos nuestra estimación de crecimiento para el Perú de 9,5% para el 2021 y 4,4% para el 2022. El contexto externo ofrece muy buenas perspectivas en crecimiento de socios comerciales para el Perú, especialmente con Estados Unidos; además del cobre y, en general, los precios de la minería. Por otro lado, los términos de intercambio están creciendo a su máximo en los últimos once años”, dijo la representante.

En esta línea, Cepal advirtió que uno de los grandes retos para las economías de América Latina y el Caribe es la redistribución de las riquezas entre los ciudadanos afectados por la pandemia, con “políticas industriales de transformación productiva”, sostenibilidad ambiental e igualdad social, con un fuerte énfasis hacia las actividades agropecuarias y forestales.

“En el contexto interno, se ve una importante recuperación de la demanda interna de Perú, en especial en el sector de construcción y consumo de los hogares. Así lo vemos en los primeros meses del año. Además, en este momento hay una mayor certidumbre política con este nuevo Gobierno y creo que Perú tiene muy buenos prospectos para el 2021 y 2022”, sentenció.

Chile debe seguir ejemplo del Perú para tributación minera

En otro momento, Alicia Bárcena se refirió al proyecto del royalty minero en Chile y dijo que la nación sureña tiene un margen para aumentar su tasa efectiva, aun cuando puedan poner en riesgo proyectos en el breve plazo.

“La recaudación de la renta minera es clave para todos los países con proyectos mineros, es la única forma de convertir el capital no renovable en uno más duradero. Por eso, tanto Chile como Perú han desarrollado instrumentos fiscales bastante razonables para gravar la actividad minera. Si Perú ha podido aumentar su tasa efectiva al 58%, y Chile está al 46%, es porque, por lo menos, ahí hay espacio para evaluar el royalty. Estamos hablando de los mismos recursos y las mismas empresas”, indicó.

.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía de La República y recibe todas las semanas las notas de nuestro suplemento dominical en tu correo electrónico.