Células T y anticuerpos demostraron combatir efectivamente al coronavirus. Imagen referencial: Alamy Stock.
Células T y anticuerpos demostraron combatir efectivamente al coronavirus. Imagen referencial: Alamy Stock.

Revelan cómo el sistema inmune de una persona derrota al coronavirus

Científicos examinaron la muestra de sangre de un infectado, quién se recuperó tres días después. ¿Cómo su organismo logró la ‘victoria’?

La República
18 Mar 2020 | 11:22 h

Un equipo de investigadores australianos mapearon las respuestas del sistema inmune de una persona frente al coronavirus causante de la enfermedad COVID-19, que ya ha afectado a más de 200 000 personas en el mundo.

Los científicos del Instituto de Peter Doherty de Infección e Inmunidad examinaron una muestra de sangre de una mujer de 47 años, que fue el primer caso confirmado de la enfermedad en Australia. La paciente fue hospitalizada tras presentar un cuadro “leve a moderado” de la enfermedad.

El estudio, cuyos resultados han sido publicados en la revista ‘Nature Medicine’, descubrió que el sistema inmunitario de las personas combate al coronavirus de la misma manera en que hace frente a la gripe.

PUEDES VER Estudio revela en qué casos hay más riesgo de morir por el coronavirus

Una respuesta contundente

Los investigadores notaron un aumento de producción de las células secretoras de anticuerpos (ASC) y células T auxiliares foliculares, así como la activación de las células T CD4 y células T CD8.

Además de este ejército de células, el sistema inmune también activó la inmunoglobulina M (IgM) y anticuerpos IgG. Todos estos componentes atacaron al coronavirus SARS-CoV-2.

Células del sistema inmune atacando un patógeno. Imagen: Science Photo Library.

Ante esta notable respuesta de su organismo, los científicos dedujeron que la paciente se iba a recuperar de la enfermedad en tres días. Y así fue.

A pesar de haberse recuperado por completo, su sistema inmune mantuvo esta ‘guardia’ durante siete días más.

La mujer, cuya identidad no ha sido revelada, había llegado de Wuhan, la ciudad china donde se originó el brote del nuevo coronavirus. Cuando ingresó al hospital de Melbourne (Australia), ya tenía cuatro días con los síntomas. Fue dada de alta una semana después.

PUEDES VER No es “una gripe”: el COVID-19 es más contagioso y tiene mayor tasa de letalidad

“Demostramos que aunque COVID-19 es causado por un nuevo virus, en una persona sana, una respuesta inmune robusta a través de diferentes tipos de células se asoció con la recuperación clínica, similar a lo que vemos en la gripe”, dijo Katherine Kedzierska, profesora de microbiología e inmunología en la Universidad de Melbourne, que participó en la investigación.

Un gran paso para frenar la enfermedad

La investigadora destacó la importancia de este descubrimiento, ya que “es la primera vez que realmente entendemos cómo nuestro sistema inmunitario combate el nuevo coronavirus”.

Nuevos estudios en la reacción del sistema inmune podrían ser claves para el desarrollo de una vacuna. Imagen referencial.

“Las personas pueden usar nuestros métodos para comprender las respuestas inmunitarias en escalas más grandes de COVID-19, también para entender lo que falta en aquellos que tienen resultados fatales”, indicó Kedzierska.

Dado que el 80 % de los casos de COVID-19 son leves a moderados, los científicos tienen varias oportunidades para identificar los mecanismos del sistema inmune para combatir la enfermedad, lo que también podría ayudar al desarrollo de una vacuna.

“Esperamos expandir nuestro trabajo a nivel nacional e internacional para comprender por qué algunas personas mueren a causa de COVID-19, y construir más conocimiento para ayudar en la respuesta rápida de COVID-19 y futuros virus emergentes”, concluyó la especialista.

Video Recomendado

Lazy loaded component