Trabajo y explotación infantil: más de 400 menores en minas ilegales y en las calles

En el cerro El Toro, ubicado en Huamachuco, han fallecido 40 menores de edad que trabajaban en socavones.

Últimas víctimas mortales de la minería ilegal fueron dos niños de 12 y 13 años. Foto: La República
Últimas víctimas mortales de la minería ilegal fueron dos niños de 12 y 13 años. Foto: La República
Diego Paz

Entre las calles y las minas ilegales se encuentran más de 400 niños, niñas y adolescentes, quienes trabajan en los alrededores de Trujillo y son explotados en el convulsionado cerro El Toro, en Huamachuco (La Libertad).

En una última reunión de la Mesa Regional de Trabajo por las Niñas, Niños y Adolescentes en Situación de Calle y Trabajo Infantil, se dio a conocer esta problemática en la ciudad.

Hay más de 300 niños y niñas que venden caramelos, que están en las calles y en el mercado La Hermelinda. La mayoría provienen de la periferia”, sostuvo María Viñas Adrianzén, especialista de la Gerencia Regional de Educación.

Por su parte, el coordinador nacional del Servicio de Educadores de Calle del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), Clody Guillén Albán, indicó que la problemática se debe poner en la agenda pública ante el peligro en el que están los menores.

“Para muchos hoy es parte del escenario urbano, pero mañana será parte de la realidad social del Perú, donde vamos a tener niños que no han completado su ciclo escolar, con la salud disminuida, niños que han ingresado a una estrategia de sobrevivencia de diferente tipo, incluida la explotación sexual, el robo, el tráfico de drogas”, enfatizó Guillén.

En ese sentido, el funcionario resaltó que exponer a los niños a las calles implica un daño en su persona porque ingresarán a la ‘callejización’.

“Es toda una cultura que lo va a alejar de la formalidad y va a generar una forma de relacionarse entre ellos, crean sus propias reglas”, sostuvo.

Entre las acciones realizadas por las autoridades locales están el acceso a la enseñanza, ya que la gran mayoría de infantes han logrado ingresar en las instituciones educativas, a la vez del seguimiento de salud y apoyar a los padres de familia a conseguir empleo.

Ante ello, el titular regional de la Defensoría del Pueblo, José Luis Agüero Lovatón, precisó a La República que es necesario fortalecer los operativos en las calles ante presuntos actos de trata de personas o alquiler de menores para el trabajo.

Situación en el ande con la minería

Por su parte, el presidente de la Comisión de Minería, Energía y Minas del Consejo Regional de La Libertad, Greco Quiroz, reveló a este medio que son cerca de 150 niños que trabajan en el cerro El Toro, uno de los recintos con mayor presencia de mineros ilegales.

Según un último informe al que accedió este diario, hay una data de 500 personas que trabajan a espaldas de la ley en dicho lugar, el cual se encuentran a puertas de ser erradicados, ante un megaoperativo que se daría antes del cambio de Gobierno.

“Las edades de los infantes que trabajan son entre 12 y 14 años. Los comuneros les pagan S/ 20 por 12 horas para que saquen minerales”, dijo Quiroz.

La autoridad sostuvo que los menores son preferidos por los mineros debido a su estructura ósea que permite ingresar con facilidad a los socavones.

A la fecha, se tiene una data de 40 menores de edad fallecidos en la zona. Las últimas muertes ocurrieron en noviembre del 2020. Las víctimas fueron dos niños de 12 y 13 años que manipulaban dinamita.

Agüero Lovatón también insistió que urge mayor presencial policial y acciones rápidas en El Toro; sin embargo, la intervención de los agentes del orden y el Ejército en la ya solicitada interdicción sería la solución más rápida.