VACUNAFEST - Todo sobre la sexta jornada de vacunación de mayores de 18 años y rezagados

Retorno a las misas y ceremonias religiosas será en dos etapas

Acuerdos. Ministra de Justicia mantuvo reuniones con la Conferencia Episcopal y otras entidades religiosas. Diversos cementerios cerrarán sus puertas el 1 y 2 de noviembre para evitar aglomeraciones.

Con fe. Las misas y cultos tradicionales podrán celebrarse desde la quincena de noviembre, respetando protocolos de bioseguridad y aforos limitados. Foto: La República
Con fe. Las misas y cultos tradicionales podrán celebrarse desde la quincena de noviembre, respetando protocolos de bioseguridad y aforos limitados. Foto: La República
Ángela  Valdivia

La ministra de Justicia, Ana Neyra, y el premier Walter Martos, mantuvieron reuniones con distintas entidades religiosas y llegaron al acuerdo de que el inicio de actividades en noviembre sea en dos etapas.

Según explica el viceministro de Justicia, Felipe Paredes San Román, la primera etapa está relacionada a la manifestación individual de fe; es decir, los fieles podrán ir a las iglesias a partir del 2 de noviembre a rezar. Asimismo, podrán realizar actividades de carácter especial, como bautizos, primeras comuniones, entre otras.

Paredes agrega que en la segunda etapa, que será a partir del 15 de noviembre, se podrán realizar misas o cultos, dependiendo de la religión. Al mismo tiempo, el Ejecutivo trabaja en una directiva sanitaria que contenga todas las medidas que deben seguir los fieles que van a templos.

El viceministro añade que se ha observado que en el Decreto Supremo N° 116-2020-PCM hay un espacio para la precisión. Como se recuerda, la norma establece que las entidades religiosas pueden abrir sus puertas a partir del 2 de noviembre, con un aforo no mayor a un tercio de su capacidad total, pero solo para celebrar ritos y prácticas religiosas excepcionales. La nueva propuesta, comenta, sería discutida el miércoles en el Consejo de Ministros.

Se pronuncian

El pastor Óscar Suárez, presidente del Concilio Nacional Evangélico del Perú (Conep), participó en las reuniones con el Ejecutivo, y señala que durante el diálogo se pudo explicar las diferencias entre la liturgia de la Iglesia católica de la evangélica.

Asegura que en la quincena de noviembre abrirán los templos para los cultos a los que están acostumbrados; no obstante, a diferencia de épocas prepandemia, ahora habrá un aforo limitado.

También comenta que han hecho llegar al Gobierno un protocolo que les han ofrecido tener en cuenta al momento de realizar una directiva sanitaria sencilla y clara que aplicaría para todas las entidades religiosas. El pastor manifiesta que esta primera etapa la han tomado como una de preparación.

Y si bien habrá gente que a partir del 2 podrá ir a hacer “ciertas prácticas religiosas”, estas serán en grupos limitados. “Lo que todavía no se va a tener es el culto abierto al público”.

En tanto, Zuheir Mustafa Ismail, presidente de la Asociación Islámica del Perú, precisa que trabajan en un plan para poder iniciar con sus plegarias, pero con un tercio del aforo máximo, así como teniendo en cuenta las medidas de bioseguridad recomendadas, entre otros detalles que son de práctica exclusiva de los musulmanes. Este se encontraría listo dentro de los próximos días.

Mustafa manifiesta que desde que inició la pandemia todas las actividades religiosas fueron suspendidas. Asimismo, dice que una vez que tengan el protocolo listo iniciarán las actividades en la mezquita. No obstante, si en las dos primeras semanas se observa que las personas no cumplen con las medidas dispuestas, entonces podrían volver a cerrar el lugar o prohibir el ingreso de todo aquel que no siga las normas, pues sería un peligro para el resto de asistentes.

PNP y FFAA resguardan cementerios

La Policía y las Fuerzas Armadas se han desplazado a los cementerios para evitar el ingreso y las aglomeraciones de personas con ocasión del Día de Todos los Santos. Asimismo, se ha dispuesto que 22 mil efectivos controlen y sancionen el incumplimiento de restricciones la noche del 31 de octubre.

En tanto, el cementerio de Villa María del Triunfo estará cerrado hasta el 2 de noviembre, así como El Ángel y Presbítero Maestro que no recibirán al público el 1 y 2.