28 internos y 5 trabajadores del INPE fallecieron por COVID-19

Asimismo, se han reportado 869 personas infectadas a nivel nacional.

Más de 97.500 internos permanecen en diversas cárceles a nivel nacional. Foto: La República.
Más de 97.500 internos permanecen en diversas cárceles a nivel nacional. Foto: La República.
Sociedad LR

El número de fallecidos y personas infectadas con COVID-19 en el Perú continúan en aumento. Esta misma situación se aprecia en el Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE) donde, hasta este lunes 27 de abril, existen 33 personas que han perdido la vida.

Según indicaron fuentes del INPE a La República, del total de esta cifra, cinco son trabajadores penitenciarios y 28 son internos. Asimismo, la cantidad de personas contagiadas asciende a 869, de los cuales, 224 son trabajadores penitenciarios y 645 son reclusos de diferentes cárceles del Perú.

PUEDES VER Fiscalía pide al INPE que cumpla con recoger a los detenidos en la Carceleta

Asimismo, 4 trabajadores y 32 reos se encuentran en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Este elevado índice de personas fallecidas y contagiadas ha alarmado a los más de 97.500 internos a nivel nacional, quienes han protagonizados motines y manifestaciones para exigir medidas de bioseguridad y medicina.

Ante ello, el INPE inició la distribución de 110.000 mascarillas comunitarias, medicinas y pruebas rápidas en los diversos establecimientos penitenciarios del país, las cuales serán racionalizadas de acuerdo a la sintomatología que se observe en los trabajadores y la población penitenciaria.

PUEDES VER 9 internos fallecieron durante motín en penal Castro Castro

Decreto que dispone indultos a reos vulnerables

El Ministerio de Justicia dispuso, mediante la resolución suprema N.º 004-2020-JUS, indultos humanitarios para reclusos vulnerables ante la propagación del nuevo coronavirus.

Entre los beneficiados, están las mujeres en estado de gestación, internas madres con hijos menores de tres años, internos con sentencias menores a cuatro años, los mayores de 70 años y que no hayan cometido delitos graves. Además, aquellos próximos a cumplir su sentencia dentro de seis meses, y aquellos enfermos dentro del grupo de riesgo por el coronavirus.