Detienen a balazos a “Gringasho” en poder de arma que usaría para asalto

Huyeron. Sus cinco acompañantes aprovecharon el pánico generado por la balacera y se dieron a la fuga, llevándose un fusil y 6 pistolas que tenían destinados para asaltar a un comerciante.

Huyeron. Sus cinco acompañantes aprovecharon el pánico generado por la balacera y se dieron a la fuga, llevándose un fusil y 6 pistolas que tenían destinados para asaltar a un comerciante.

Nuevamente el conocido sicario juvenil Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, “Gringasho”, vuelve a hacer noticia. Esta vez fue capturado al promediar las 9:00 de la noche del último sábado, con un fusil - arma de guerra en el asentamiento humano Kumamoto del distrito de El Porvenir, provincia de Trujillo (región La Libertad).

Agentes policiales del Departamento de Investigación Criminal Este recibieron una llamada para informarles que en los exteriores de la Mz C, lote 12 del mencionado sector se encontraban 6 personas libando licor, haciendo alarde de armas de fuego e insultando a las personas que pasaban por el lugar.

Los custodios del orden llegaron para verificar si la información era cierta, pero los sujetos al notar la presencia policial comenzaron a correr en diferentes direcciones.

En ese momento, uno de los facinerosos cogiendo un bulto en la cintura de lado derecho, empezó a correr, siendo perseguido por los gendarmes que tuvieron que hacer disparos al aire para disuadir al hampón en su intento de fuga.

Después de varias cuadras fue reducido e identificado como Alexander Manuel Pérez Gutiérrez (23) (a) “Gringasho”, a quien en el registro personal, en uno de sus bolsillos, le encontraron una cacerina abastecida con 10 balas, un celular y varios chips.

Asimismo los sabuesos del Depincri Este iniciaron una búsqueda pormenorizada para dar con el bulto que había arrojado el malhechor en su intento de fuga y en un jardín del lugar encontraron un estuche de lona con fusil, marca Benelli MR1, con 3 cacerinas y 78 cartuchos sin percutir.

Como se recordará, “Gringasho se convirtió en el sicario más joven del Perú, porque a los 16 años ya tenía en su haber una serie de crímenes de algunos delincuentes más raqueados de Trujillo.

Junto a su tío Roberto Carlos Gutiérrez Guzmán (a) “Soli”, se habían convertido en los líderes de la organización criminal “Los Malditos de Río Seco”, banda que se alió a “Los Plataneros” para tomar el control de los cupos y extorsiones en la ciudad de Trujillo.

En septiembre del 2011 fue arrestado por asesinar a sus excompañeros de banda Rully Ventura Vásquez y Edwin Marreros Silva, dos supuestos criminales del distrito El Porvenir que trataron de formar sus grupos delincuenciales por cuenta propia.

El sicario contaba con solo 16 años de edad y por ser menor el Poder Judicial lo sentenció a seis años en el Centro de Rehabilitación de Trujillo, de donde fugó en la madrugada del domingo 30 de abril del 2012.

Luego fue atrapado y encerrado en Maranguita, lugar de donde también fugó junto a otros 26 internos. 

Volvió a ser capturado y refundido en los fríos barrotes del penal de Piedras Gordas en Ancón de Lima, de donde salió en libertad en noviembre del año pasado tras cumplir su condena

Te puede interesar