Marilú Martens: “El Minedu tiene que difundir más el enfoque de género: está muy débil”

Marilú Martens Cortés . Ex ministra de Educación. Educadora.

Marilú Martens Cortés . Ex ministra de Educación. Educadora.

Durante la gestión de la ex ministra de Educación Marilú Martens comenzó la implementación del currículo escolar 2017 y su enfoque de igualdad de género. Pero también aparecieron demandas y marchas en su contra. El martes pasado, cinco magistrados del Poder Judicial (PJ) dejaron al voto el futuro de este documento. En los próximos 30 días deberán tomar una decisión.

Luego de este largo proceso contra el currículo escolar, y ya en la última etapa, ¿qué espera del Poder Judicial?

Espero que falle a favor de la apelación del Ministerio de Educación (Minedu). Finalmente, las competencias son del ministerio. Es su función normar sobre las propuestas educativas. La demanda de la otra parte es inviable.

Cree que el PJ no tiene competencias sobre lo que se les enseña a los niños en el aula.

Es competencia absoluta del Ministerio de Educación.

Entonces, ¿por qué se ha llegado hasta este punto? ¿Por qué la Corte Suprema deberá decidir el futuro del currículo?

Creo que ha sido un mal manejo del PJ. Desde el inicio han debido prevalecer las competencias de las instituciones. Eso se da por ley. Lamentablemente, en primera instancia no fueron claros y dieron pie a que el Minedu, y la otra parte, apelaran. Solo es competencia del Minedu proponer el currículo.

Los padres que han promovido la acción popular denuncian que se han vulnerado sus derechos y no se les ha incluido en la elaboración del currículo. Dicen que nadie les consultó.

Para que una política pública se dé uno no tiene que consultar a todos los usuarios. Es competencia del sector. Sin embargo, para su elaboración, este fue publicado varias semanas en la web y se admitieron todas las observaciones. Se hicieron consultas, mesas de trabajo en regiones, con la Academia. Se tomaron en cuenta los aportes y de eso hay constancia. Los padres podían acceder a la propuesta elaborada con todos los actores educativos. Hoy vemos la necesidad de que nuestros niños puedan conocer sus derechos sexuales, además, de conocer su sexualidad, su cuerpo. No todo se reduce a la parte genital, que es en lo que se enfocan las críticas.

Los padres insisten en que la educación sexual se debe dar en el hogar y no en las aulas.

Sí se tiene que dar desde el colegio. Pero también hay que fortalecer las competencias de los profesores. A los maestros hay que capacitarlos para que sepan cómo enseñar. Pero si no hay una propuesta de educación sexual integral, ¿cómo vamos a fortalecer a los docentes para que enseñen a nuestros niños, hoy vulnerados por falta de conocimiento y, a veces, malas conductas en el hogar? La escuela tiene que ser el complemento para que los niños reconozcan el derecho sobre sus cuerpos.

¿Qué debe hacer el Minedu en estos días de espera?

El Minedu tiene que ser muchísimo más activo en difundir cuál es el enfoque de género. Me parece que está todavía muy débil. No he visto material de la educación sexual integral. Me imagino que las direcciones a cargo ya deben haber elaborado material para capacitar a los profesores. Tampoco veo un pronunciamiento muy fuerte, definido, por parte del Minedu. Creo que eso es muy importante. Hablamos de nuestros niños. Debemos ser los primeros en dar una propuesta clara, no podemos tener una respuesta tibia o estar esperando.

El Minedu ha señalado que hará reajustes o precisiones a algunos términos del currículo. ¿Cree que son necesarios?

Bueno, ya estamos iniciando las clases y todavía no tenemos claridad sobre la propuesta del Minedu. Creo que es importante saber cuáles son esos cambios, aunque ya el ministro Vexler dijo, desde el principio, que el enfoque de género seguía. El Gobierno, el presidente y la titular del Consejo de Ministros también lo han defendido (...). Creo que todo es perfectible, pero no bajo subjetividades o emociones. Debemos ser racionales cuando hablamos de nuestros niños (...) Pienso también que cualquier cambio siempre es un retroceso porque ante los cambios hay que hacer nuevas capacitaciones, desarrollar material. Son importantes las definiciones claras y oportunas.

Por ahora, además del currículo escolar, también hay movimiento al interior de la Sunedu. ¿Qué acciones deberían tomarse con urgencia?

En estos momentos, lo que se necesita con urgencia es formular los procesos que se aplicarán en las sedes y filiales por cerrar. Hay universidades que tendrían que presentar su plan de adecuación en julio de este año. La Sunedu debe tener claros los planes de reubicación de estudiantes. Ellos no deben ser afectados.

El proyecto de moratoria aún no se aprueba y hay iniciativas para crear más universidades. ¿Cree que se busca 'tumbar' la reforma universitaria?

El proyecto de moratoria lamentablemente ha sido un punto al cual los congresistas no le han dado ninguna importancia. Pero debe aprobarse.

¿Percibe que se está respetando la línea que dejaron Jaime Saavedra y usted en la educación básica y la superior?

Me gustaría que esta gestión tenga más actividad, más presencia y más comunicación a los sectores. Con los congresistas para que se apruebe la moratoria. Con los padres, que se les muestre la importancia del enfoque de género en la formación del estudiante. Yo sí creo que se necesita una definición más clara del Minedu. Creo que han parado muchas cosas por falta de definición.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO