El indulto

La izquierda que pretende parecerse a UPP.

Editorial Editorial
06 Feb 2020 | 2:26 h

El vocero oficioso de Unión por el Perú (UPP), Virgilio Acuña, ha revelado que el primer proyecto que presentará su partido en el nuevo Congreso será en favor de la amnistía de Antauro Humala, a quien califica de preso político.

Como se sabe, Humala fue condenado a 19 años de prisión por los delitos de rebelión, homicidio, sustracción de armas de fuego, daño agravado y secuestro, a raíz de la sangrienta toma de la comisaría de Andahuaylas el año 2005. Los cuatro policías que murieron en ese suceso eran integrantes del Escuadrón Verde de la PNP y fueron emboscados por el grupo comandado por Humala. Según consta en el expediente, al enterarse de las muertes, este dijo a sus huestes: “¡Hemos matado a cuatro perros del Estado!”.

Es presumible que la agenda del grupo autodenominado etnocacerista vaya en ese camino, y que su principal preocupación no sean las demandas sociales por las cuales solicitaron el voto de los ciudadanos. En este cambio de prioridades se tiene nuevamente una estafa a los representados.

No estaba en los cálculos, no obstante, la audiencia que tendría la amnistía en otros partidos. El virtual congresista electo de UPP Posemoscrowte Irrhoscopt Chagua informó que su grupo dialoga con diversas organizaciones políticas sobre este pedido y que uno de los partícipes del diálogo es el congresista electo Enrique Fernández Chacón, el más votado del Frente Amplio.

Este grupo se ha pronunciado contra la amnistía a Humala, ha cuestionado que el nuevo Congreso se centre en agendas personales y rechazado cualquier indulto o amnistía para reos condenados por delitos de lesa humanidad.

No obstante, Fernández Chacón, si bien ha precisado que no está de acuerdo con el indulto a Humala, cree que este es un preso político y se ha mostrado de acuerdo con revisar su caso, lo que en el fondo es una insistencia en el indulto porque si Humala es un preso político son insubsistentes los delitos por los que fue condenado.

Es intolerable confundir el pedido contra la criminalización de las protestas sociales, sobre el cual este diario se ha pronunciado varias veces, con la demanda de libertad de un persona juzgada y sentenciada en un proceso justo por matar policías y atentar con las armas en la mano contra las reglas de la democracia. Si en algunos sectores de la izquierda se cree que la mejor manera de recuperar los votos que migraron a UPP el 26 de enero es pareciéndose a Humala y no diferenciándose de él, cometen un grave error, además de faltar a la verdad y a la ley.