Marianella Ledesma Narváez fue elegida por cuatro votos. Ganó en segunda vuelta y en enero se convertirá en la primera mujer presidenta del TC.

Candidatura de Ledesma a la Presidencia del TC fue una sorpresa

Primera mujer. La propuso el magistrado Ferrero al iniciar el pleno. Hasta ese momento se pensaba que ella apoyaba la postulación de Espinosa-Saldaña. La eligió el sector que votó por la liberación de Keiko Fujimori, pero personas de su entorno afirman que eso no significa que haya hipotecado sus decisiones.

María Elena Castillo
03 Dic 2019 | 7:16 h

El viernes 3 de enero, la magistrada Marianella Ledesma asumirá la presidencia del Tribunal Constitucional (TC), y entre sus planes está poner el acelerador para resolver la mayor cantidad de los 5 mil casos pendientes que tiene la institución, varios de ellos, hábeas corpus como el que liberó a Keiko Fujimori.

PUEDES VER Vela pide a Blume que el Tribunal Constitucional revise sentencia que liberó a Keiko Fujimori

Su elección fue una verdadera sorpresa. Más aún porque la propuso el juez Augusto Ferrero, que era uno de los voceados para liderar el ente constitucional. En más de una ocasión, el aún presidente del tribunal, Ernesto Blume, y José Luis Sardón, comentaron con sus pares que era su candidato natural.

Por el otro lado estaba el magistrado Eloy Espinosa-Saldaña, quien hasta las 9 y 50 de la mañana de ayer confiaba en contar con cuatro votos en primera vuelta –uno de ellos de Ledesma–, y mantenerlos en la segunda, suficientes para ser el próximo presidente del TC. Así se lo habían asegurado minutos antes de comenzar la votación.

Sin embargo, a las 10 de la mañana, el panorama cambió. El tribuno Carlos Ramos planteó la candidatura de Espinosa-Saldaña. Acto seguido, Blume presentó a Ferrero, pero este declinó y lanzó a Ledesma, resaltando sus atributos académicos y recalcando que la institución debía tener por primera vez a una mujer en la presidencia.

PUEDES VER Tejada: Argumento del TC para liberar a Keiko Fujimori no fue sólida

Fue un escenario que nadie esperaba. Fuentes del ente constitucional indicaron a La República que el “triunvirato” compuesto por Blume, Ferrero y José Luis Sardón le habría ofrecido a Ramos y a Manuel Miranda respaldarlos para ocupar el más alto cargo del TC, pero ellos no accedieron.

La desesperación de Blume y Sardón llegó a tal nivel que la semana pasada advirtieron que renunciarían si ganaba Espinosa-Saldaña. Simplemente no lo querían y estaban dispuestos a todo para evitar que asuma la presidencia del TC.

Ledesma no imaginó que con ese objetivo la propondrían como candidata. Es más, cuando se mencionó su nombre, reveló al pleno que pensaba respaldar a Espinosa-Saldaña, pero ante la nueva coyuntura aceptaba lo que calificó como un reto y un reconocimiento a la mujer.

PUEDES VER Arbizu sobre Ledesma: “Es una persona valiente y una lúcida magistrada”

Luego vino la elección a la vicepresidencia. Se propuso a Miranda, pero declinó. Ledesma presentó a Ferrero, quien obtuvo el apoyo de cinco magistrados.

En ese camino también se afectó a Ramos, actual director del Centro de Estudios Constitucionales (CEC), y quien aspiraba a ser reelegido. A partir de enero lo liderará Blume, quien ganó por cinco votos.

Presidenta de lujo

Es conocido que muy pocas veces Ledesma ha coincidido con la visión de Blume y los demás. Y hasta donde se supo, por su inclinación de izquierda, Ledesma no estaba en su mira para la presidencia del TC, pero ante la inminente derrota de Ferrero, utilizaron su última carta.

"Es un lujo tener a una mujer con las cualidades de Marianella Ledesma como presidenta del Tribunal Constitucional", dijo Ferrero horas más tarde a un diario local. "No solo se trata de que sea una mujer, sino de que ha sido elegida conociendo todos que es una persona de tendencia izquierdista", añadió.

PUEDES VER Marianella Ledesma: conoce la trayectoria de la nueva presidenta del TC

Allegados a la próxima presidenta del ente constitucional aseguran que su elección no es canje, no significa que haya hipotecado sus decisiones, y que en sus sentencias se notará su independencia.

Al parecer, el “triunvirato” quiso hacer una jugada perfecta para bajar la intensidad de los cuestionamientos por la reciente sentencia declarando procedente el hábeas corpus que dejó sin efecto la prisión preventiva de Keiko Fujimori, y su validez por contar con tres firmas y un voto singular. Veremos si lo lograron.

Mañana es la audiencia sobre la contienda competencial

“Es un hecho inédito en el Tribunal Constitucional y en la historia del Perú que una mujer asuma la presidencia de la más alta magistratura de la Nación”, dijo sobre la jueza Marianella Ledesma el aún presidente del TC, Ernesto Blume, cuya gestión vence el 31 de diciembre.

PUEDES VER Zeballos sobre liberación de Keiko Fujimori: “Sentencia del TC deja mucho que desear”

Remarcó que es egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en la especialidad de Derecho y bachiller en Sociología en ese mismo centro de estudios. Además, es magíster en Justicia Constitucional por la Universidad Castilla La Mancha, de España, y tiene estudios e investigaciones en las universidades de Salamanca y de Navarra.

Ledesma es profesora de la PUCP, de la Universidad de Lima, de la del Pacífico y de San Marcos.