El periodismo bajo ataque

IDL-Reporteros tiene material de sobra para querellarlo, pero en lugar de eso hará lo que saben hacer los buenos periodistas, responder con más investigación”.

IDL-Reporteros tiene material de sobra para querellarlo, pero en lugar de eso hará lo que saben hacer los buenos periodistas, responder con más investigación”.

Gustavo Gorriti está bajo ataque por parte de Alan García y sus esbirros. El viernes un ataque cibernético sacó de línea la transmisión en vivo en Facebook en la que Gorriti respondía a las últimas difamaciones de García. 

Como explica Gorriti en el video que luego logró subir a YouTube, los ataques apristas arreciaron desde el 15 de noviembre en que IDL-Reporteros publicó el artículo ‘García y la Caja 2’. Allí los peruanos conocimos cómo Alan García había recibido cien mil dólares por una conferencia en Brasil y cómo el pago para esa conferencia se hiciera bajo un contrato simulado para camuflar que el dinero provenía de Odebrecht.  

Conocimos los nombres claves de Grillo (“el jefe del grupo de generación de recursos del área ilegal de Odebrecht”) y Spinola, quienes intervinieron en el pago y elaboración del contrato ficticio. García salió en cámaras a decir que Spinola era una agencia ‘headhunter’, desentendiéndose de que él supiera que el pago provenía de Odebrecht. Pero los correos electrónicos aparecidos del secretario de García, Pinedo, demuestran que este último coordina con la secretaria de Barata “cómo se va arreglar el pago”. 

A medida de que el caso avanza y va cercando más a AG, este intensifica sus ataques contra Gorriti con expresiones antisemitas, falseando gráficos para involucrarlo con pagos de Odebrecht y posteando portadas de un periódico claramente aprista que compara a Gorriti con Montesinos. La respuesta de Gustavo ha sido contundente al referirse a “la conchaza, la increíble concha de Alan García. Ese tipo de conchas que no tiene veda posible, de él llamarse insultado, él decir que se ha mentido y de él que va a decir que va a ser un juicio por eso”. Gorriti le ha dicho que IDL-Reporteros tiene material de sobra para querellarlo, pero en lugar de eso hará lo que saben hacer los buenos periodistas, responder con más investigación y pruebas que lo sigan hundiendo.

Esta misma semana la desesperación aprista hizo que Jorge del Castillo no pudiera responder en RPP a Josefina Townsend cuando ella le preguntó qué es caviar si tanto lo usan. Del Castillo, ofuscado, solo atinó a decirle fallidamente: “Ud. tiene una obsesión con Alan García”. 

El animal acorralado es el más peligroso, por eso como ciudadanos no podemos bajar la guardia. Además del absoluto respaldo a periodistas como Josefina y Gustavo, hay que estar alertas al Congreso aprofujimorista que está complotando una interpelación al ministro de Justicia para traerse abajo la investigación de la Fiscalía del caso Odebrecht. Bajo la falacia de que las investigaciones están sesgadas o de que el Perú se ha dejado robar con ese trato, pretenden en realidad blindar a sus corruptos líderes. Si el gobierno fuese incapaz de proteger políticamente ese intento de obstrucción a la justicia, las calles volverán a tronar contra los delincuentes disfrazados de políticos. Alistamos las zapatillas.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO