Antonio Camayo aseguraba los "mejores palcos" al juez César Hinostroza

En este nuevo audio, un tal 'Albertito' le asegura al juez César Hinostroza haberse comunicado con Antonio Camayo para asegurar los "mejores palcos" en el Mundial Rusia 2018, a través de una gestión de Edwin Oviedo

12 Ago 2018 | 16:59 h

En este nuevo audio, un tal 'Albertito' le asegura al juez César Hinostroza haberse comunicado con Antonio Camayo para asegurar los "mejores palcos" en el Mundial Rusia 2018, a través de una gestión de Edwin Oviedo

Nuevo audio complica al presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo. Esta vez, un nueva escucha telefónica legal reveló que una persona conocida como 'Albertito' le aseguró al suspendido juez supremo César Hinostroza haber conversado con el empresario Antonio Camayo para su viaje al Mundial Rusia 2018. 

En esta conversación perteneciente al 1 de mayo de 2018, difundida por Perú 21, se escucha que el interlocutor identificado solo como 'Albertito' llama a César Hinostroza, para contarle que Antonio Camayo se encontraba en Tarma con el presidente de la FPF, Edwin Oviedo. El suspendido vocal supremo le respondió que estaba enterado de dicho viaje, porque Camayo auspiciaría la fiesta del señor de Muruhuay.

PUEDES VER Hinostroza gestiona pedido para candidato de partido de Sotomayor [NUEVO AUDIO]

Asimismo, el interlocutor le informa a Hinostroza Pariachi que logró hablar con 'Toño' (Antonio Camayo), quien le confirmó que se encontraba con Edwin Oviedo en Tarma. Acto seguido, cuenta que Camayo le dice que llegará el viernes y que no se preocupen porque tienen asegurados los "mejores palcos", que ya todo está separado. 

Ya que esta conversación pertenece al 1 de mayo de 2018, La República pudo comprobar en dicha fecha el empresario Antonio Camayo y el presidente de la FPF, Edwin Oviedo, sí se encontraban en Tarma en la fiesta del señor de Muruhuay, como consta en esta imagen.

Antonio Camayo y Edwin Oviedo

Transcripción completa del audio entre 'Albertito' y César Hinostroza

César Hinostroza: (Ininteligible) 
Alberto: Aló, doctor César.
CH: Albertito, discúlpeme.
Alberto: Dígame, hermano. (Ininteligible)
CH: Yo estoy acá, festejando. (Ininteligible)
Alberto: Y usted, ¿Cómo está? ¿Está festejando o no?
CH: Naaa... Tranquilo. Estoy en la casa de mi viejita. Me va preparar una comida de la sierra.
CH: Como cuyes.
Alberto: Uy. Rico, pues, doc.
CH: Sí, pues.
CH: Oye, hermano.
Alberto: Sí. Diga.
CH: Este... No te olvides de ir por el pasaje.
Alberto: Hablé con Toño. 
Alberto: Mire. Hablé con Toño. Yo estaba yendo para su oficina, pero él ha viajado. 
Lo llamé como tres, cuatro veces. 
CH: Ah, no, no. (Ininteligible)
Alberto: De ahí, me devolvió la llamada y me dijo que estaba con Edwin Oviedo ahí en... 
CH: Ya, apúrate entonces. 
Alberto: Le he dicho el viernes. El viernes llega él. Pero que no nos preocupemos, que tenemos los mejores palcos, me ha dicho. Y que... 
CH: Ja, ja. 
Alberto: Todo está separado. Así que 
estamos bien ahí.
CH. Ya, ya. Listo.
Alberto: El viernes que te llame ya... 
CH: Ya.
Alberto: Este... más bien, mañana a ver si me doy un salto, pues. ¿Estás con tiempo o no? 
CH: Sí, claro.
Alberto: Ya. Me doy un salto. ¿Cómo a qué hora puede ser? ¿O almozar?
CH: ¿A Palacio?
Alberto: Sí.
CH: Mañana es miércoles.
Alberto: ¿Cómo estás ahí con el tiempo?
CH: Ehh... Bueno, a la una y media podemos conversar.
Alberto: Ya, pues, como para almorzar. 
Alberto: Pero un ratito voy antes a su oficina para ver ese tema que le comenté de mi... de mi caso mío.
CH: Ya, está bien, ¿el laboral?. (Ininteligible)
Alberto: Sí, sí, sí. Ahí conversamos y, de ahí, nos vamos a almorzar, pues. ¿Ya?
CH: Después otra cosa...
CH: Este... un favor. (ininteligible) Hay que cambiarlo, porque tú me dijiste el más grueso.
Alberto: Ya, eso lo hacemos ... Mira, mañana conversamos, y al toque no más yo lo mando a pedir.
Alberto: Y te lo hacen en...(ininteligible)
CH: (Ininteligible) Tú me dices una cosa. Pon de tu parte... (ininteligible)... Yo te doy el dinero, ¿ya?
Alberto: Ya, ya, ya. En un día lo hacemos.
CH: Pero, apúrate, hermano. Se está malogrando su carro.
Alberto: Ya, bacán.
CH: Mañana te espero, entonces.
Alberto: Sí, mañana conversamos.
CH: Una y media.
Alberto: Sí, una y media.
CH: Ya.
Alberto: Chau.

(Fuente: Perú21)

Te puede interesar