Fiscalía identifica a 29 miembros de la red de Walter Ríos en el Callao

Ficha por ficha de Walter Ríos. Exvocales superiores, jueces en actividad, abogados de la organización criminal “Los Castañuelos del Rich Port”, funcionarios y empleados judiciales de la corte chalaca; todos fueron grabados por el sistema Constelación entre agosto del 2017 y julio del 2018.

26 Jul 2018 | 8:00 h

Ficha por ficha de Walter Ríos. Exvocales superiores, jueces en actividad, abogados de la organización criminal “Los Castañuelos del Rich Port”, funcionarios y empleados judiciales de la corte chalaca; todos fueron grabados por el sistema Constelación entre agosto del 2017 y julio del 2018.

Desde jueces superiores hasta simples empleados fueron parte del esquema de corrupción que se forjó en el sistema judicial del primer puerto. Luego de analizar la transcripción de centenares de horas de conversaciones telefónicas interceptadas entre enero y julio de este año, la fiscal especializada en Crimen Organizado del Callao, Rocío Sánchez Saavedra, identificó a 30 personas que participaron en una suerte de sociedad secreta que actuaba en la jurisdicción de la Corte Superior de Justicia del Callao. Sánchez señala al expresidente Walter Ríos Montalvo como la cabeza de una red que actuaba bajo sus órdenes.

Como ha informado La República, el caso de corrupción en la corte chalaca, denominado “Los Cuellos Blancos del Puerto”, se inició cuando la fiscal Rocío Sánchez investigaba a la banda criminal “Los Castañuelos del Rich Port”. Durante las escuchas se detectó que los abogados de los integrantes de la organización delictiva mantenían vínculos con autoridades judiciales de la Corte del Callao. Por esta razón, la fiscal Rocío Sánchez decidió abrir un nuevo caso sobre la corrupción en la jurisdicción judicial del puerto chalaco, al que bautizó como “Los Cuellos Blancos del Puerto”, el 12 de enero de este año. Como resultado de esa línea investigativa, las escuchas permitieron identificar a 30 personas –incluido el juez Walter Ríos– de la organización enquistada en la Corte Superior de Justicia del Callao.

PUEDES VER Abogado de Walter Ríos: No hemos solicitado la colaboración eficaz

De acuerdo con un reporte fiscal sobre el caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”, documento al que tuvo acceso La República, “como resultado de las acciones de control de las comunicaciones, se ha llegado a advertir presuntos actos de tráfico de influencias, cohecho, peculado, falsedad documentaria, uso de documento falso y apropiación ilícita, perpetrados por los integrantes de una red de corrupción quienes, mediante comunicaciones telefónicas, se han contactado para realizar reuniones en lujosos restaurantes, algunos reserva de espacios privados, donde se acordaba el direccionamiento de los casos, la designación de los jueces amigos para que se tramiten los procesos que corresponden a la red de corrupción y los presuntos pagos por los favores efectuados”.

La red a la que se refiere la Fiscalía de Crimen Organizado del Callao contaba con dos niveles: el primero integrado por un conjunto de abogados defensores de miembros de bandas criminales, entre ellos exjueces de la Corte Superior del Callao; y el segundo compuesto por los magistrados, funcionarios judiciales y empleados de confianza.

La cosa chalaca

Cuando los capos chalacos del crimen organizado querían algún favor de la Corte del Callao –congelar un expediente, transferir un caso a un magistrado conversable o dictar una excarcelación sin sustento–, recurrían a sus abogados defensores a los que habían contratado porque sabían que tenían vínculos con magistrados y funcionarios de la corte del primer puerto. Los audios prueban que los letrados cumplieron a cabalidad con los encargos, directamente o mediante empresarios relacionados con la Corte del Callao.

Estas escuchas también contribuyeron al descubrimiento de que la red judicial de “Los Cuellos Blancos del Puerto” también estaba mezclada en otro tipo de actos que salpican a miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Corte Suprema de Justicia, Fiscalía de la Nación y el Congreso de la República.

“La red de corrupción integrada por abogados y empresarios tramitaba procesos en los diferentes juzgados de la Corte del Callao”, señala el informe fiscal: “Esta red contaría con la participación del expresidente de la Corte, quien sería el hombre clave de la red interna de corrupción, quien, ejerciendo abuso de poder, designa a los jueces supernumerarios y personal jurisdiccional o administrativo en los juzgados civiles, laborales y penales donde se ventilan los procesos de interés a la red externa (de los abogados y empresarios) de corrupción”.

Más precisamente, la investigación fiscal señala que Walter Ríos era quien coordinaba “con el abogado César Salinas Bedón, hombre clave de la red externa de los abogados del Callao, respecto a los honorarios a cobrar a los favorecidos y efectúa reuniones de coordinación con este, lo que se ha podido corroborar con el control de comunicaciones (escuchas)”.

Lo señalado por la Fiscalía de Crimen Organizado del Callao se confirma con una serie de grabaciones entre Walter Ríos con César Salinas y Víctor León Montenegro, a quienes las autoridades atribuyen ejercer la defensa de elementos de las bandas criminales chalacas.

Diálogos Código azul

El 20 de octubre del 2017, el abogado César Salinas llamó a Walter Ríos para hablar sobre la situación del delincuente conocido como “Kiko” y le pide sin ambages interferir en el proceso judicial. Pero más llamativo aún es que Ríos también habló con “Kiko”, quien se supone se encuentra en el penal Sarita Colonia. Además, hablan de pagos y de dinero.

-Salinas: Hermano, me acaba de llamar “Kiko”.

-Ríos: Sí, ya sé, acabo de hablar con “Kiko”.

-Salinas: Ajá, me dice si baja lo de la Sala y va al Juzgado y ahí retoma el caso.

-Ríos: Está bien. Pero me dice que tú les has dado un monto y un número de cuenta. Aclárale, ¡huevón! Pregúntale, porque a mí me parece muy poco.

-Salinas: Claro, eso es por los gastos que estamos haciendo...

-Ríos: Aclárale, pues. Una cosa son los gastos, y los honorarios son lo (del pago) anterior.

La Fiscalía acreditó otros audios con los que demuestra que Walter Ríos también negociaba con el exvocal superior de la Corte Superior del Callao, y defensor de delincuentes, Víctor León Montenegro. Ríos reiteró su predilección por el whisky etiqueta azul, el 4 de enero de este año:

-Ríos: Escúchame, compadre.

-León: Sí, dime.

-Ríos: ¡Estuve esperando tu etiqueta azul, huevón!

-León: ¡Pero tú, por el "pase" (trámite), no me has cobrado! Ahora cobras un botellón, ¡huevón!

-Ríos: Entonces, ¿para qué me fuiste a buscar?

-León: Sí, te fui a buscar porque quería ver. Es que me hablaste de la novia de un secretario (de juzgado) y la otra vaina fue para que remuevan a (Eduardo) Vásquez Vargas, de Peritaje. El perito (judicial contable).

-Ríos: ¡Pero Vásquez no se manifiesta con nada, huevón! ¡Ese viejo!

-León: Ya, yo le voy a decir.

-Ríos: Que haga una colecta media docena, igual que la tía. Que haga una colecta porque ustedes son los que se benefician y yo no, ¡ni mierda! Ese viejo (Vásquez) ni mierda me ha favorecido. ¡Ni mierda! ¡Que se vaya a la gran puta! De verdad, te digo...

-León: Me cagas a mí...

-Ríos: No sé, pero haz la colecta.

-León: Necesito el peritaje, pues, ¡huevón!

-Ríos: Ya, ya, ya, huevón. Pero son seis (whiskies etiqueta azul). Tú (pones) dos, “Bigotón” (el expresidente de la Corte del Callao y abogado del delincuente Gastón Molina Huamán) dos más, y el tío dos... ¡Y a la mierda! ¡Se acabó!

El mismo 4 de enero, después de haber conversado con Walter Ríos, Víctor León se comunicó con Gastón Molina, también mencionado en el audio en el que primero le exige seis botellas de whisky etiqueta azul para acceder a su petición. La sorpresa de la siguiente transcripción es que León se queja ante Molina y advierte que se comunicará con el antecesor de Ríos en la presidencia de la Corte del Callao, César Hinostroza Pariachi, para que le llame la atención.

-León: Tu expediente ya está donde el perito Vásquez.

-Molina: ¿Hoy en la tarde o mañana temprano?

-León: Ese huevón de Walter (Ríos) dice que no le va a renovar (en el cargo), (a menos) que mandes seis botellas azules. Llámalo a (César) Hinostroza (Pariachi) para que le meta una llamada y lo cague. ¡Está muy pedilón ese cojudo!

La alusión a Hinostroza es porque había sido el presidente de la Corte del Callao y había dejado en su lugar a Walter Ríos, un magistrado que respondía a sus indicaciones.

Datos

- Desafío. Ante la dimensión de la organización criminal, la fiscal Rocío Sánchez Saavedra resolvió que los agentes de la División de Investigación de Alta Complejidad (DIVIAC) se encargaran del caso.

- En línea. El coronel PNP Harvey Colchado Huamaní es el jefe de la DIVIAC. Colchado es conocido porque fue uno de los oficiales que lograron la ubicación y captura del cabecilla terrorista Florindo Flores Hala, camarada “Artemio”.

- Grupo. Participan en el caso 20 efectivos de la DIVIAC.

Audio

- 26 DE DICIEMBRE 2017

Walter Ríos y el juez Carlos Chirinos Cumpa dialogan sobre cambio de magistrados.

- Ríos: ¿Estás en la chamba?

- Chirinos: Sí, ¿vas a venir?

- Ríos: Hermano, me ha caído mal la comida, estoy con descanso médico, pero en concreto te digo: habla con el gordo Gianfranco (Paredes Sánchez), porque parece que no le da su cerebro.

- Chirinos: ¿Qué pasó?

- Ríos: Coordina con él los cambios... Si es posible reúnanse ahora en la tarde sobre los cambios de los jueces del viejo y del nuevo código (penal).

- Chirinos: Ya.

- Ríos: Tú entrarías en el lugar que tú me has dicho. Reúnanse una media hora. Él ya tiene la lista de todos los que ocupan cargos, ya sea o no (juez) supernumerario o no. Compare, hay que poner a la gente amiga porque me acaba de decir el gordo (Gianfranco Paredes) que a partir de este mes ya les están pagando la diferencia…

dg

Te puede interesar