Remesas de Hiro Fujimori remecen el caso Limasa

INVESTIGACIÓN POR LAVADO. Fiscal Eduardo Cueva declara el caso complejo y resolución revela las transferencias de Hiro Fujimori y su socio Scott Matson desde Japón el 2012 y los reales montos de dinero dudoso que se habrían filtrado.

15 Abr 2018 | 7:03 h

No todo era como aparentaba. Se creía que las primeras remesas de dólares de Japón para los aumentos de capital social en Limasa ingresaron al país en mayo del 2012. Y que la remitente y titular de tales envíos era FM Capital Partners, razón social creada en Lima el 3 de mayo de ese año por los abogados Miguel Ángel Torres Morales, hoy congresista, y su hermano Carlos.

LOS GIROS DE HIRO

Ahora se conoce la verdad. Las sospechosas transferencias habían llegado a la almacenera chalaca de los Fujimori Higuchi dos meses antes. La remesa inaugural arribó el jueves 22 de marzo de aquel 2012, con destino a la Cuenta Corriente en Moneda Extranjera (CCME) de la empresa Logística Integral Marítima Andina S.A., más conocida como Limasa. En el BBVA de Lima se había abierto una cuenta especial.

PUEDES VER Videos entregados por Mamani a la Fiscalía serán sometidos a pericia digital

¿Quién ordenó el envío? El ciudadano peruano Hiro Alberto Fujimori Higuchi, de 36 años de edad. La autorización partió de Yokohama –la ciudad más poblada de Japón después de Tokio–, donde el gestor reside. Hiro actuó a título personal, sin referencia a razón social alguna. FM Capital Partners, la empresa que a posteriori se ha presentado como promotora de esa remesa y otras, no existía. Se formó cinco semanas más tarde.

Un detalle intrigante: la cuenta receptora en el BBVA (CCME 117-0100085069) fue abierta tres días antes, el 19 de marzo. A esa fecha, Limasa ya contaba con una cuenta similar creada en julio del 2009, al inicio de sus actividades, pero para los movimientos en ciernes se prefirió usar una cuenta nueva.

La flamante cuenta no tardó en justificarse. Ese mismo jueves 22 de marzo, recibió una segunda transferencia proveniente de Japón, no de Yokohama, sino de la vecina Tokio. Remitente: Daniel Scott Matson, un ciudadano norteamericano radicado en el país de las 3 mil islas. Monto de la transferencia: 199.980 dólares, casi 200 mil.

La adrenalina del envío de billetes verdes en montos discretos empezó a cargarse. A las remesas de marzo siguieron las de abril. Los días 20, 23 y 30, partidas de 100 mil, 20 mil y 32 mil dólares ingresaron a la economía peruana por la misma ruta bancaria. Hasta el último día de abril la cuenta nueva de Limasa en el BBVA sumaba 412 mil 810 dólares.

Hiro Fujimori se había establecido en Yokohama al concluir sus estudios de ingeniería mecánica en Boston, EEUU, y luego que su padre renunciara a la presidencia de Perú y se refugiara en Japón.

Ahí lo cautivó el mundo de los negocios, tanto que el 2007 empezó a trabajar y hacer carrera en Halifax, reputado centro de asesoramiento financiero. En esas andanzas creció la amistad con Daniel Scott Matson, analista de la especialidad que había escalado a asesor financiero de la Corporación Sankyo, una transnacional de carga internacional de matrícula nipona con centro en Yokohama.

El año 2012, Hiro y Scott pasaron de amigos a socios con capacidad para hacer empresa, comenzando por giros de hasta 412.810 dólares, por lo pronto. Sí, "por lo pronto", porque tres meses después, el 27 de julio, los envíos a la cuenta especial de Limasa en el BBVA se elevaron a 700 mil dólares. ¿Cómo y para qué?

Las transferencias de marzo y abril –reitero– precisan la procedencia del dinero y los nombres de los remitentes: giros a título personal, cuando FM Capital Partners no existía. Pero no aclaran el origen del dinero, o sea ¿qué actividad económica –legal o ilegal– generó tales capitales?

Claro, la presencia de los hermanos Fujimori Higuchi en ambas partes de la transacción acrecienta sospechas.

Los datos básicos de esta reseña son un hallazgo del fiscal Eduardo Cueva Poma, a cargo de la indagación preliminar del caso, con el apoyo de la policía de lavado de activos. Sus pesquisas las hemos desarrollado con fuentes notariales y bancarias.

MAGIA CHALACA

En mayo del 2012, el escenario de la operación financiera y societal se trasladó al Callao. La magia contable no existe –dicen los expertos–, pero ¡cuidado!, la sapiencia de contadores, abogados y operadores aduaneros que asesoraron la inyección de capitales a Limasa, pueden desmentirlos.

El 3 de mayo, apenas tres días después de la última remesa de Japón, se creó en Lima, por arte de magia, una nueva empresa: FM Capital Partners. La criatura nació con su pan en el brazo, convertida desde la cuna en remitente y dueña del dinero enviado antes de su creación; virtual acreedora de Limasa, dispuesta por lo demás a cobrar la deuda de inmediato.

Para entonces habían entrado en escena el hoy congresista Miguel Ángel Torres y su hermano Carlos, ambos abogados. Figuraban como dueños iniciales de FM Capital Partners con un 50% (500 soles) de acciones de cada uno. Catorce días después, el 17 de mayo, Miguel Ángel devolvió a título gratuito sus acciones a Scott y su hermano hizo lo propio con Hiro. El gesto se dio en la más absoluta reserva pero quedó registrado en el libro de matrícula de acciones y se informó a Sunat.

Al parecer, los abogados intentaron ocultar a los verdaderos responsables de las remesas, es decir, a Hiro Fujimori y Daniel Scott. Y al mismo tiempo, eludir responsabilidades.

Sin embargo, Miguel Ángel siguió figurando como apoderado legal de FM Capital Partners, hasta el 14 de noviembre del 2014, según actas notariales y, de hecho, participó en la aprobación de los posteriores procesos de capitalización de deuda de Limasa con FM Capital Partners, siempre acompañado del gerente general Vladimir Alexeis Ortega Vidal.

¿DOBLE APORTE?

No todo obra en la investigación fiscal. Según fuentes del sistema bancario a las que accedió esta redacción, FM Capital Partners recibió en mayo del 2012 otras siete transferencias por un total de 409.810 dólares, desde Japón y Singapur. El monto es similar a los 412.810 dólares enviados en marzo y abril por Hiro Fujimori y Daniel Scott. Pero la ruta del dinero en estos casos pasó por un punto intermedio, Canadá, donde operó Sankyo Global Logistics (Canada) Inc., como filial de la Corporación Sankyo de Japón.

Surgen preguntas. Primero, ¿las remesas de mayo son las mismas de marzo y abril? Si son las mismas, ¿por qué los montos son distintos?, aunque la pequeña diferencia podría explicarse por las variaciones del tipo de cambio. Segundo: ¿por qué las primeras remesas volaron en directo Japón-Perú y las segundas pasaron por Canadá? Por último, ¿por qué las transferencias de mayo no fueron enviadas a la nueva cuenta de Limasa en el BBVA abierta el 19 de marzo del 2012, sino a una antigua del 2009?

LA FORMALIZACIÓN

El 22 de junio del 2012, FM Capital Partners, Limasa y el Grupo Begazo (integrado por accionistas de Limasa) firman un contrato para darle sustento legal a las remesas. Este documento impone el reconocimiento de FM Capital Partners como remitente de las remesas de marzo y abril. Se asume, entonces, que las remesas no son de Hiro Fujimori y Daniel Scott.

El contrato también establece que FM Capital Partners tiene como propósito invertir 700.000 dólares para tener el 30% de las acciones de Limasa.

De este modo, se percibe la intención de encubrir el origen último del dinero que la investigación fiscal no descarta que pudiera provenir de delitos cometidos por el padre de los hermanos Hiro y Kenji Fujimori.

lAS CAPITALIZACIONES

¿Cuáles son los resultados de todas estas operaciones? En el 2012, FM Capital Partners accedió al 30% de las acciones de Limasa con 700.000 dólares. Luego, en el 2014, a través de Inversiones Perú Japón, una nueva empresa creada para implementar nuevas argucias de capitalización, FM Capital Partners llegó a tener el 41% de acciones de Limasa.

El 2014 la transnacional Sankyo invirtió 1'470.000 dólares y accedió solo al 20% del accionariado total de Limasa. ¿Cómo es que esta transnacional japonesa invierte el doble que FM Capital Partners y obtiene solo la mitad de acciones?

Según Limasa, todas estas operaciones se realizaron con el fin de aumentar el capital social. Todo se inicia el 2012 y culmina a mediados del 2014.

Antes de las dos capitalizaciones por deudas, el capital social de Limasa era 991.000 soles. Después de efectuadas las mismas, el capital subió a 2'100.000. Se advierte un aumento de 1'100.000 soles, y el presunto lavado podría resumirse en esta suma.

Sin embargo, la introducción de dinero sospechoso podría ser incluso mayor. Esto debido a que hubo dos inyecciones de capital para Limasa: los 700.000 dólares del 2012 y la segunda por 1'470.000 dólares de Sankyo.

La suma de ambos montos supera los 8'000.000 soles que ingresaron a la economía legal nacional. Este monto es el blanco de las investigaciones. Y podría ser más si se toma en cuenta las siete transferencias por 409.810 dólares realizadas en mayo del 2012, y que tampoco han sido esclarecidas. 

*Con el apoyo de Proética

Colaboración de Wilber Huacasi, Mayu Herencia y Jorge Weston.

FACTURACIONES

-Según fuentes financieras, en el 2010, la almacenera Limasa facturó S/ 605.487. Al año siguiente, incrementó a S/ 3.306.828 y el 2012 cerró con S/ 8.075.172, trece veces el valor inicial.

-El libro empresarial Perú Top Publications detalla que para el 2013 el monto osciló entre los 5 y 6 millones de dólares. El 2014 las cifras de facturación aumentaron en dos millones y el 2015 el crecimiento fue exponencial, donde lograron cerrar entre los 7 y 9 millones de dólares.

Amplían a 23 el número de investigados

-El pasado 12 de febrero, la investigación fiscal cumplió un año. En esa fecha, el fiscal Eduardo Cueva Poma, titular de la Segunda Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Lavado de Activos, emitió una resolución de treinta páginas en la que dispone elevar el número de investigados de 3 a 23 personas.

-Inicialmente, los únicos investigados eran los hermanos Kenji, Hiro y Sachie.

-Ahora destacan entre los nuevos investigados Daniel Scott Matson, el congresista Miguel Ángel Torres Morales y su hermano Carlos. Además, el esposo de Sachie, Marc Koenig.

-Los otros diez investigados son los ejecutivos de empresas como la japonesa Sankyo, Limasa, Alinsa, FM Capital Partners, Inversiones Perú Japón, entre otras.

-La investigación fiscal fue declarada compleja y el plazo ha sido ampliado por otros ocho meses.

-Entre diciembre del 2017 y enero de este año, 22 personas fueron a rendir sus manifestaciones en calidad de testigos. Quienes aún no lo hacen son los investigados Kenji, Hiro y Sachie Fujimori.

INVESTIGADOS POR LAVADO

-Kenji Gerardo Fujimori Higuchi

-Sachie Marcela Fujimori Higuchi

-Marc Koenig, esposo de Sachie

-Marco Antonio Ynaba Reyna

-José Antonio Begazo Bedoya

-José Antonio Begazo Ramos

-Miguel Ángel Ramírez Huamán

-Congresista Miguel Ángel Torres

-Carlos Torres Morales (hermano)

-Vladimir Alexeis Ortega Vidal

-Arturo Makino Miura

Te puede interesar