Movimiento Kallpa de Apurímac se derrumba por corrupción

Denuncias. Principales figuras están en la mira de Fiscalía. Dos ejemplos de la debacle son Huanaco prófugo y Chipani detenido.

19 Mar 2018 | 6:00 h

José Víctor Salcedo

El movimiento regional Kallpa  tuvo un masivo respaldo electoral en la provincia apurimeña de Cotabambas. En las elecciones del 2014, aplastó a sus contendores ganando cinco alcaldías de las seis, además  de la propia provincia. Kallpa, que tiene el símbolo del gallo, manejaba las comunas de Haquira, Mara, Challhuahuacho y Cotabambas. También ganó otras alcaldías en las demás provincias. 

Sus figuras visibles eran el burgomaestre provincial Odilón Huanaco Condori y el distrital de Chalhuahuacho, Antolín Chipani Lima. Se habían hecho conocidos por su oposición al proyecto minero de MMG Las Bambas. En sus gestiones hubo dos paros (2015 y 2016), cinco muertos y varios heridos. 

Condori y Chipani son hijos de comunidades ancestrales. Se autoproclamaban los herederos de la milenaria Nación Yanahuara que habitó Cotabambas. Con la reivindicación de sus orígenes ganaron muchos adeptos. Pero el reconocimiento ganado se deshizo cual ídolo de barro.

LA DEBACLE

En el segundo trimestre de 2017 se conoció la denuncia por corrupción en contra de Huanaco. La Fiscalía lo acusaba de haberse apropiado de S/ 10 millones de la OPD Challhuahuacho cuando era alcalde de ese distrito (2011-2014). Se pidió prisión preventiva, lo que fue aprobado, sin embargo, Huanaco fugó.

En tanto, la noche del miércoles último fue detenido el alcalde de Chalhuahuacho, Chipani, con más de S/ 12 mil  en su poder y su funcionario (secretario municipal) Dionisio Maldonado Chipani con S/ 50 mil. 

Esto no es todo. A inicios de año, fue detenido el personero legal de Kallpa, Henry Alcca Quinte, acusado por presunto lavado de activos y corrupción. El delito lo habría cometido cuando era gerente de Logística y Abastecimiento del municipio de Challhuahuacho en 2015 y 2016, en la gestión de Chipani.

El exfuncionario, según fuentes de la fiscalía, habría admitido recibir dinero de proveedores de la mencionada comuna. Cumple prisión preventiva por 9 meses. ❧

Según algunos periodistas de Apurímac el aspirante gobernador Michael Martínez solo ha manifestado a sus colaboradores que no tiene vínculo alguno con las personas denunciadas y, que más bien, sus enemigos quieren relacionarlo con todos ellos para obtener réditos políticos a costa suya.

Con estos negativos precedentes, Kallpa llega enlodado y debilitado a la contienda del 7 de octubre próximo. Kallpa acaba como ha terminado en la región Cusco el movimiento Regional Acuerdo Popular Unificado (APU): desmoronado por los hechos de corrupción que involucran a sus figuras más importantes

Te puede interesar