Fortalecer el Ministerio de la Mujer

18 Ago 2017 | 6:00 h

Marcela Huaita
Exministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables

Desde que el Presidente anunció la posible fusión del MIMP con el MIDIS he escuchado diferentes consideraciones acerca de las ventajas y desventajas sobre tal fusión. Desde las que justifican la fusión enfatizando el tema económico “un ministerio sin presupuesto no tiene fuerza” hasta las más autónomas “tengamos un ministerio de la mujer e igualdad de género, exclusivamente”.

Sin mencionar posiciones ultras que proponen subsumir el ministerio de la mujer en un ministerio de la familia, o las que se asumen como “modernas” argumentando que la perspectiva debe ser transversal en el Estado y por tanto no requiere de un ministerio, que se suman a las “liberales” que argumentan la necesidad de reducir burocracia para hacer un Estado más ágil, y aquellas posiciones “pragmáticas” que ven la fusión como una oportunidad para trabajar con fuerza el enfoque de género en los programas sociales, y así podría seguir enumerando.

Creo pertinente reflexionar sobre la importancia, centralidad y carácter diferente de un Ministerio de la Mujer respecto de otros sectores. Veamos, el principal mandato del MIDIS es la lucha contra la pobreza y por eso ahí están concentrados los principales programas sociales. Que las mujeres estamos sobrerrepresentadas en este segmento poblacional, sin duda; que para la lucha contra la pobreza, el Estado debe considerar a las mujeres como principales socias en el desarrollo, sin duda. ¿Superar la pobreza, significará para las mujeres superar la subordinación y la violencia? Lamentablemente NO.

A pesar de ello, ahora la mencionada fusión se promueve desde el Congreso, con un proyecto de ley (PL Nª1782/2017-CR) que propone que se “Declare de necesidad pública y preferente interés nacional la creación del Ministerio de la Familia e Inclusión Social”.

Mujeres del Perú, exijamos más bien que se fortalezca al MIMP con un “Fondo para la Igualdad” con incentivos presupuestarios para que los gobiernos locales, regionales y los sectores trabajen de manera efectiva por la igualdad y la no violencia hacia la mujer. Tengamos claro que estar por la causa de las mujeres es apoyar la lucha por la igualdad y al MIMP.

Te puede interesar