Mundo

Hombre se divorció de su esposa porque ella le cocinaba fideos instantáneos todos los días

Según indicó un juez de la India, la mujer preparaba la merienda a todas horas. El juzgado decidió nombrar al proceso como ‘Caso Maggi’ en honor a la conocida marca.

La pareja vivió separada un año antes de optar por el divorcio de mutuo acuerdo, según lo informó Yahoo Noticias. Foto: IStock
La pareja vivió separada un año antes de optar por el divorcio de mutuo acuerdo, según lo informó Yahoo Noticias. Foto: IStock
Mundo LR

Un hombre de la India determinó divorciarse de su esposa, debido a que la fémina le cocinaba fideos instantáneos todos los días y a todas horas. Según lo informó el juez M.L. Raghunath, a cargo del caso, el sujeto señaló que la mujer preparaba la conocida merienda para el desayuno, el almuerzo y la cena.

“El esposo indicó que su mujer no sabía preparar otra comida que no sean los fideos Maggi”, refirió el hombre de leyes; indicó también que, de acuerdo a la versión del sujeto, la esposa solo compraba paquetes de la conocida marca cada vez que iba al supermercado.

La noticia fue reportada por el diario británico The Independent, que también detalló que el juez M.L. Raghunath había decidido nombrar al proceso como “Caso Maggi” en honor a la marca de fideos instantáneos.

En tanto, el portal Yahoo Noticias sostuvo en una publicación que la pareja se divorció de mutuo acuerdo y luego de vivir un año separados antes de optar por la ruptura de la unión. Según la ley de matrimonio de la India, promulgada en 1954, las parejas deben mantenerse unidas al menos por un año antes de realizar la petición oficial de separación.

“Los divorcios están incrementando dramáticamente con el paso de los años; si no fuera por la normativa, tendríamos peticiones que llegan inmediatamente después de la celebración de la boda”, remarcó Raghunath.

El hombre de leyes también afirmó que ha recibido peticiones de divorcio por colocar sal en el lado incorrecto del plato, usar un traje de novia del color equivocado y no salir lo suficiente con el cónyuge.