VACUNAFEST - Todo lo que debes saber sobre la sétima jornada de inmunización a rezagados y jóvenes de 18 años EN VIVO - Universitario vs. Cusco FC: minuto a minuto del partido por la penúltima fecha de la Liga 1

Científico determina el origen de la misteriosa señal de radio ‘Wow!’ captada por SETI

Un astrónomo revisó datos de la sonda Gaia, lanzada por la ESA, para descubrir de dónde procedió la señal captada por el Observatorio Big Ear de los Estados Unidos en 1977.

El radiotelescopio Big Ear, inaugurado en 1963, apoyó al programa de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre | Foto: Composición LR / Ohio State University Observatory / Wikipedia
El radiotelescopio Big Ear, inaugurado en 1963, apoyó al programa de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre | Foto: Composición LR / Ohio State University Observatory / Wikipedia
Ciencia LR

El 15 de agosto de 1977 a las 03.16 GMT, Jerry R. Ehman, un joven astrónomo de la Universidad Estatal de Ohio, miembro del proyecto SETI —Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre—, detectaba por primera vez la señal ‘Wow!’ (‘Guau!’ en español) de 72 segundos, mediante el radiotelescopio Big Ear, cuya procedencia abrió un debate hasta hoy en la comunidad científica.

Todos esperaban que el espectro radial se volviese a captar, pero eso no ha sucedido. Las explicaciones son diversas: un evento astronómico realmente gigantesco, el bloqueo de algún satélite artificial, el paso fugaz de dos cometas o un potente transmisor de origen extraterrestre. Sin embargo, esta última hipótesis carecía de seriedad para Ehman.

Esta semana, en una investigación del astrónomo Alberto Caballero, aún no revisada por pares, se utilizaron los datos de la sonda Gaia, lanzada el 19 de diciembre de 2013 por la Agencia Espacial Europea (ESA) desde el Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa, para determinar de cuál región de la constelación de Sagitario fue enviada la antigua señal.

El nuevo trabajo de Alberto Caballero ha sido expuesto en medios de todo el mundo | Foto: Alba Villar / Faro de Vigo

Si bien Gaia posee un mapeo de 1.300 millones de estrellas, Caballero solo seleccionó a 66 de ellas parecidas a nuestro Sol y que alberguen planetas como la Tierra. De esa muestra, la denominada 2MASS 19281982-2640123 a 1.800 años luz de distancia “se convierte, por tanto, en un objetivo ideal para realizar observaciones en la búsqueda de exoplanetas potencialmente habitables”, menciona en un artículo subido a la plataforma Arvix.org.

“Otras 14 posibles estrellas similares al Sol también se encuentran en la región, pero se desconoce la información sobre su luminosidad y radio”, acotó Caballero más adelante.

Los círculos rojos representan las regiones de la constelación de Sagitario donde pudo haberse originado la señal de radio 'Wow!' | Foto: Wikimedia Commons / Philip Terry Graham / basado en el trabajo de Benjamin Crowell

Seth Shostak, astrónomo senior del Instituto SETI, sostuvo que el espectro radial menor a 10 hertz (Frecuencia del Sistema Internacional de Unidades) debe ser común y corriente, pero no se detectó otra vez porque las tecnologías de seguimiento eran inexistentes. “Por lo menos una vez al mes me llega un correo de alguien que analiza esos datos de todas las formas posibles”, expresó sobre ‘Wow!’.

“La gente cree que ha descubierto cuál es el mensaje o qué tan grandes son los extraterrestres (...) No tengo idea de lo que podría haber estado contenido en el mensaje, en todo caso”, agregó Shostak, quien opta por mantener su escepticismo.