Mosquito tigre asiático capaz de transmitir 22 tipos de virus pone en alerta a Europa

Mosquito tigre asiático o Aedes albopictus. Foto: Green Tour Magazine.
Mosquito tigre asiático o Aedes albopictus. Foto: Green Tour Magazine.

Según los especialistas esta especie es transmisora de enfermedades como el Dengue, Zika y Chikungunya.

Publicidad

La aparición del Aedes albopictus, conocido popularmente como “mosquito tigre asiático”, en el archipiélago de Ibiza, en España, volvió a causar alarma en Europa debido a su capacidad para transmitir hasta 22 tipos de virus.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud indicó que esta especie tiene una longitud de entre unos 5 y 10 mm. Asimismo, advirtieron que es portador de virus como el Zika, Dengue y la Chikungunya además de ser responsable de otras 19 enfermedades.

PUEDES VER La NASA cancela el lanzamiento de la nave tripulada Crew Dragon de SpaceX

Tiene un color café oscuro o negro con líneas plateadas en el tórax y abdomen, además de marcas blancas en el lomo que simulan a un tigre.

Tanto esta especie como un pariente lejano, la Aedes aegypti (o mosquito de la fiebre amarilla), son capaces de transmitir los tres virus antes mencionados, que provocan enfermedades tradicionalmente registradas en ambientes tropicales, contrariamente a los detectados en Europa.

Se cree que la aparición de este insecto en territorio español, específicamente en Ibiza, se debe a que esta última es un centro turístico con muchas piscinas que han caído en desuso debido a las medidas de aislamiento producto del coronavirus, lo cual ha creado un ambiente propicio para que estas puedan propagarse.

PUEDES VER Una vacuna contra la COVID-19 es inyectada a más de 100 voluntarios en Australia

Hasta el momento, afortunadamente, no se han detectado colonias, a excepción de Ibiza y las Islas Baleares, lo cual ha permitido poner en alerta a otras zonas de la región, cuyas administraciones han solicitado a la población realizar el mantenimiento pertinente de los depósitos de agua.

Según un artículo publicado en la prestigiosa revista científica Nature, mientras el Aedes aegypti puede hallarse en zonas urbanas aprovechando los contenedores artificiales para criar a sus larvas alimentándose de sangre humana, el Aedes albopictus se encuentra en áreas rurales apuntando a mamíferos y aves (aunque se han registrado muchos casos de ataques a personas).

Ambas especies son originarias del sudeste asiático y no es la primera vez que son registradas en Europa. En 2019, una plaga de mosquitos asoló a la población de la Comunidad Autónoma de Valencia. En respuesta, el Ayuntamiento dictó una ordenanza, que obliga a los ciudadanos a eliminar cualquier foco susceptible de propagar las larvas del “gigante zancudo”.

Además del mosquito tigre, se ha alertado de la presencia del Aedes japonicus, un mosquito de origen asiático que ya han captado a través de las fotografías que los ciudadanos publican en la app de Mosquito Alert, y que guían la investigación de los expertos.