Jeannete Enmanuel: “La gente ha vuelto a creer en las plantas medicinales”

La República

larepublica_pe

09 Ago 2020 | 17:02 h
Jeannete Enmanuel sugiere dejar el consumo del azúcar, pues es muy dañino para salud. Foto: Facebook
Jeannete Enmanuel sugiere dejar el consumo del azúcar, pues es muy dañino para salud. Foto: Facebook

La empresaria y dueña de Santa Natura explica la importancia de los alimentos naturales en este contexto de pandemia y advierte sobre el duro golpe que sufrió el sector agrícola.

La pandemia de la COVID-19 ha vuelto a poner el foco en el cuidado que debemos tener en nuestra alimentación para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Por eso, la arequipeña Jeannete Enmanuel Tejada, fundadora de Santa Natura, habló con La República y dio sus recomendaciones para una alimentación saludable.

La empresaria también contó cómo el nuevo coronavirus ha perjudicado su negocio y los obstáculos que ha tenido que enfrentar para acceder a diversos insumos durante el estado de emergencia.

PUEDES VER Publicidad de octógonos divide al Indecopi

¿Deberíamos ser más prudentes con nuestra dieta a raíz de la pandemia?

Sí, debemos volver a conocer alimentos que los hemos dejado de lado por prejuicios, racismo y por falta de conocer el Perú profundo, donde está la verdadera alimentación. Tenemos que cambiar nuestra dieta, dando preferencia a los alimentos frescos, con fibra, líquidos como el mate que es mejor que tomar agua pura. Además, mirar a la Selva y su gran potencial alimenticio, pues tienen tantas frutas, plantas medicinales y variedad de pescados.

En su experiencia a cargo de Santa Natura, ¿qué es lo que las personas están consumiendo más en este contexto?

La gente ha vuelto a creer en las plantas medicinales y las está incorporando en su alimentación. Antes conocíamos el tema del mate, pero se había ido perdiendo más en la Costa que en el Sierra y la Selva. Ahora la gente está consumiendo más uña de gato, propóleo y se está dando una gran importancia a la cebolla, ajo y rabanito.

¿Qué es lo que debemos dejar de lado en nuestra alimentación?

Se tiene que dejar el consumo del azúcar que es súper dañino. Vemos que las tres principales causas de muerte son la obesidad, la diabetes y la presión alta, todo esto tiene que ver con esta sustancia. Antes solo se hablaba de la presión alta en relación a la sal, ahora también se habla en relación al azúcar. Es el peor veneno que existe y nos han manipulado de tal forma que toda la gente cree que un alimento no es bueno, si no lo tiene.

PUEDES VER Lambayeque: más de 300 familias podrán comercializar sus productos con nueva vía en Túcume

Jeannete Enmanuel explicó que durante la pandemia las personas han vuelto a creer en las plantas medicinales. Foto: Facebook

¿Qué recomendaciones daría para estar más saludables en este contexto?

Primero que se relajen, para eso la salvia, el toronjil y el romero son fundamentales. Luego, desintoxicarse, porque hay mucha mucha contaminación. Cuidarse del estreñimiento y ver la calidad del agua para hacer nuestros mates. No descuidar la fibra que juega un papel importante. Además, la quinua, kiwicha, y cañihua tienen que ser recuperados; así como, algas como el cushuro que son una fuente de vida y que podrían ser un gran emprendimiento para la Sierra.

¿Ahora las personas tienen más cuidado en su alimentación?

Pienso que ha ayudado mucho la Ley de los octógonos. Ese fue le primer paso, antes de la pandemia, para que la gente sea consciente y mire el empaque de lo que compra. La gente sabe ahora que la alimentación es transversal para la salud y para todos los quehaceres. Se ha tomado conciencia de que tener el sistema inmunológico fuerte es protegerse contra todos los males y el COVID-19 no es la excepción.

Como empresaria, ¿fue complicado acceder a insumos por la paralización de gran parte de las actividades económicas?

Ha sido muy difícil. Hubo problemas terribles, se rompió la cadena productiva y la cadena de comercialización, porque los campesinos no tenían manera de traer los alimentos. Hemos viajado especialmente para traerlos y vimos cómo se pudren los alimentos en el campo, cómo los campesinos están buscando transporte. Había una descoordinación total, porque escuchabas al presidente decir que si se pueden traer los alimentos. Sin embargo, las autoridades se negaban a que entre o salga la gente o simplemente al no tener permiso se quedaba toda la mercadería.

¿Hace falta una medida para reactivar la agricultura?

Totalmente, se tienen que mirar con otros ojos. Puedes ver lo poco que se da a la agricultura y cuánto se da las empresas, está bien que se dé a las empresas, pero no se puede abandonar la agricultura. Ha sido gravísimo lo que ha pasado, porque quienes tienen una chacra chiquita no han podido vender y ahora no tienen recursos para sembrar, espero que se tomen medidas urgentes.

¿Cómo ha hecho para mantener a flote su negocio con estas dificultades?

Hemos ido y traído los alimentos con transporte propio, pero también mandamos movilidades. Hemos tenido que pagar más, pero en verdad vino una gran escasez. Ahora un poco que se está tratando de normalizar, pero ya el problema no es para nosotros, pues la que está verdaderamente golpeada es la agricultura.