Susana Higuchi desmiente a Keiko

Madre de congresista declaró ante autoridades judiciales que ella no pagó nada por estudios de sus hijos. Ex esposa de Fujimori manifestó también que ningún miembro de su familia tampoco contribuyó con un solo dólar.

Ángel Páez

“Voy a explicar cómo se sustentó y se solventó el gasto de mis hermanos y de los míos. En el año 1990 mis padres llegaron con ingresos superiores a los 400 mil dólares, fruto de la construcción de más de 30 viviendas”, explicó la congresista Keiko Fujimori Higuchi en el Congreso, el martes 19 de mayo: “El día de ayer conversé con mi madre ( Susana Higuchi ) y ella me ha dicho que tenían (los esposos Fujimori) ingresos por más de 400 mil dólares, pero voy a asumir que solamente tenían 400 mil dólares”.

De acuerdo con Keiko Fujimori, además de los US$ 400 mil, se destinaron al financiamiento de su carrera y las de sus hermanos en Estados Unidos US$ 150 mil, que le prestó a su padre su tía Rosa Fujimori de Aritomi, y US$ 669 mil 500, que ganó el ex jefe del Estado con la venta de un inmueble de su propiedad en la calle Pinerolo. “Si sumamos, dan más de un millón de dólares, lo que sustenta y solventa absolutamente por casi el doble los gastos originados por los estudios de mis hermanos y los míos”.

Susana Higuchi, sin embargo, ha declarado contundentemente que ni ella ni ningún miembro de su familia financió los estudios de sus hijos en las universidades de Boston, Columbia y Kansas. El desmentido de Higuchi alcanza la otra versión de Keiko Fujimori de que supuestamente sus abuelos maternos –los padres de Susana Higuchi– también contribuyeron en la cobertura de los gastos universitarios. La ex cónyuge de Fujimori ha sido tajante en negarlo.

El 23 de abril de 2001, más de siete años después de la separación de Fujimori, declaró ante la fiscal Luz del Carmen Ibáñez que no aportó un centavo al financiamiento de la carrera de Keiko, Hiro, Sachi y Kenyi.

“¿Cuánto costaron los estudios de sus hijos en el extranjero y quién costeó dichos gastos”, le preguntó la fiscal Ibáñez.
“Desconozco cuánto ha sido el costo de los estudios (...), pero sí debo aclarar que presumo que el investigado (Alberto Fujimori) ha pagado y paga tales estudios, ya que ni la declarante (Susana Higuchi) ni su difunto padre (Koshiro Higuchi Uemura) han pagado nunca nada referente a los estudios de sus hijos, ni los viajes que estos han realizado dentro del Perú ni al extranjero, así como tampoco la compra de autos, pago de alquiler de departamento u otros”.

NI PARA EL TÉ

Y cuando le preguntaron si su ex marido ganaba lo suficiente para costear los estudios de sus hijos, respondió que “los ingresos del investigado en 1993 eran 502 soles (...), no conociendo que tuviera ingresos por otros conceptos o trabajos. Por esos años le manifestó (Fujimori) que era lo único que ganaba”. ¿Dónde están los US$ 400 mil que dijo Keiko Fujimori amasaban sus padres cuando llegaron al poder? La congresista, evidentemente, tiene un problema con la verdad.

Por segunda ocasión, esta vez ante el vocal supremo José Luis Lecaros, el 12 de mayo de 2003 Susana Higuchi ratificó que no contribuyó con el financiamiento de los estudios de sus hijos en universidades norteamericanas. Y añadió que su ex esposo Alberto Fujimori manejaba dinero en efectivo en Palacio de Gobierno y que en una ocasión vio un millón de dólares en efectivo.
“¿Cuánto gastó Fujimori en la educación de sus hijos?”, interrogó el vocal Lecaros.

“No lo sé y tampoco sé cuál fue el monto de los pagos periódicos que se hacían a los colegios y universidades debido a que a partir del año noventa no llevo más las cuentas familiares”, contestó. Susana Higuchi no mencionó para nada la existencia de los US$ 400 mil y mucho menos que con ese fondo pagó la universidad a sus cuatro vástagos.

Keiko Fujimori también dijo recientemente que sus abuelos maternos colaboraron con dinero para sufragar los costos de la carrera universitaria de sus nietos. Lecaros preguntó al respecto: “¿La declarante o su familia solventaron en todo o en parte el gasto de los estudios de sus hijos”. “No”, respondió. No significa no, Keiko Fujimori Higuchi.

CLAVES

CASH. Susana Higuchi declaró a la fiscal Luz del Carmen Ibáñez que en 1994, al enterarse de los manejos de las donaciones japoneses, decidió retirarse de Palacio de Gobierno y que su entonces esposo intentó disuadirla ofreciéndole dinero.

CÁLLATE. “Me dijo que no me fuera y (mostrándome cajas con un millón de dólares) me manifestó que si lo quería que me quedara. Me manifestó que ese dinero se lo habían dado (Víctor) Joy Way, (Jaime) Yoshiyama, Jorge (Camet), (Efraín) Goldenberg, empresarios coreanos, japoneses y otros personajes”. No aceptó. (Edición impresa La República )

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO