Olivera: El Frente Independiente Moralizador se retira del Ejecutivo.

Olivera se aferra al gobierno: No renuncia a embajada en España. Pero sí acepta que el FIM no forme parte del nuevo gabinete.

Textual

Precisiones

Desde muy temprano la Oficina Parlamentaria del FIM empezó a convocar a los congresistas para lo que sería la reunión más importante con su dirigencia. El tema del cónclave: comunicar a la agrupación en pleno la decisión de no participar en el nuevo gabinete, y además, la renuncia de Fernando Olivera a la Embajada del Perú en España. El líder del FIM ya había puesto su cargo a disposición en horas de la mañana. Hacia las 5 de la tarde, ya en la casa de Olivera, en San Isidro, el líder del FIM reiteró a sus parlamentarios la existencia de una campaña de desestabilización en contra del gobierno. También se encontraba presente el presidente de la Región Cusco Carlos Cuaresma. Concluida la reunión, una sonriente comitiva encabezada por Olivera Vega abandonaba San isidro para dirigirse a la reunión con el mandatario en Palacio de Gobierno. A las 7.40 de la noche Olivera convocaría, en el mismo Palacio, a una conferencia de prensa. Al cierre de esta edición todavía continuaba en Palacio.

El líder del Frente Independiente Moralizador (FIM) Fernando Olivera Vega anunció anoche que su agrupación política no participará en el nuevo gabinete conversado que el gobierno viene conformando para superar la crisis de gobernabilidad existente en el país, pero que la alianza con Perú Posible se mantiene firme. En una intempestiva conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, Olivera -quien estaba acompañado por su bancada parlamentaria y por los ministros Fausto Alvarado y Eduardo Iriarte- reveló, además, que puso a disposición del presidente Alejandro Toledo su cargo de embajador del Perú en España, petición que no le fuera aceptada por el jefe del Estado. En tono enérgico dijo que el retiro del FIM del gabinete no significará la ruptura de la alianza con el partido de gobierno. Por el contrario, sostuvo que este acuerdo se mantendrá, pues reforzarán su participación en el régimen mediante la fiscalización. Igualmente llamó a la población a movilizarse contra la corrupción, a la que responsabilizó de la crisis política que vive el gobierno. Subrayó que el gabinete conversado, que en breve propondrá el presidente del Consejo de Ministros Carlos Ferrero, en concordancia con las demás fuerzas políticas, debe contar con el respaldo de éstas en el Parlamento. Minutos después, en otra sorpresiva declaración pública desde Palacio de Gobierno, el presidente del Consejo de Ministros Carlos Ferrero Costa confirmó que el próximo gabinete no contará con la participación del FIM, pero que el presidente Alejandro Toledo decidió mantener a Olivera al frente de la embajada del Perú en España. También reveló que Olivera se encargará de conducir las negociaciones para que el Perú acceda al tan ansiado Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. Ferrero explicó que el próximo gabinete no va a tener representantes de las diversas fuerzas políticas, sino de personalidades independientes que tengan el respaldo y la aceptación de los partidos políticos. Dijo también que PP reducirá sus miembros en el nuevo equipo ministerial y que será él quien seguirá al mando del gabinete.

HORAS ANTES

Desde tempranas horas el anuncio del presidente del Consejo de Ministros Carlos Ferrero Costa en torno a un gabinete conversado había generado el inmediato respaldo del resto de integrantes del Ejecutivo. Los ministros consultados como Carlos Bruce, Fernando Rospigliosi, Roberto Chiabra y Ana María Romero coincidieron en señalar que resulta una vía saludable convocar a personalidades independientes para revertir la actual situación de crisis política. Uno de los primeros en celebrar los cambios fue el titular de Vivienda Carlos Bruce Montes de Oca, quien, como se sabe, luego del escándalo del audio Almeyda-Villanueva planteó la recomposición del Ejecutivo, sin que ello implique la ruptura de la alianza con el Frente Independiente Moralizador. "Estamos hablando de un gabinete que amplíe la base del gobierno. Se quiere que además de la alianza con el FIM se pueda lograr acuerdos con distintas agrupaciones políticas con respecto a los grandes objetivos que deben conseguirse al 2006 y a las personas que deben integrar el gabinete", comentó. En la misma línea de Bruce se encuentran los ministros del Interior Fernando Rospigliosi Capurro, y de Defensa Roberto Chiabra León. El primero de ellos manifestó que incluso habría planteado al presidente Alejandro Toledo -en una de las últimas sesiones del gabinete- que realice los cambios ministeriales que fueran necesarios, pero que además aleje del sector Justicia al FIM. Por su parte Chiabra León, desde Loreto, explicó que la conformación de un "gabinete conversado", integrado por personas calificadas que trabajen por el bien del Perú, es lo más saludable que se puede dar en estas circunstancias que atraviesa el país. Al igual que Rospigliosi, Chiabra se negó a pronunciarse sobre la continuidad de la alianza gobiernista PP-FIM. Sin embargo, personas de su entorno confirmaron que estaba a favor de que el grupo político que dirige Fernando Olivera Vega se retire del Ejecutivo.

RESPALDO DE LA CIUDADANIA

La ministra de la Mujer Ana María Romero y el canciller Manuel Rodríguez Cuadros tampoco se quedaron atrás. Cada quien por su lado expresó su satisfacción frente a la decisión de buscar el llamado "gabinete conversado", que significa convocar a personalidades independientes "para establecer hojas de ruta indispensables para el futuro del Perú". Romero de Lozada pidió a la opinión pública que aguarde con paciencia las conversaciones que sostendrán Ferrero y el jefe del Estado con los representantes de las fuerzas políticas para lograr un gabinete de consenso. Por cierto, los cuatros que compartieron el criterio de un Consejo de Ministros de ancha base, es decir, Bruce, Chiabra, Rospigliosi y Romero, continuarían en el Ejecutivo, pues los cambios apuntan hacia otras carteras.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO