AHORA - Tercera dosis para mayores de 18 años desde hoy: todo lo que debes saber

La ley sanciona el acoso con hasta cuatro años de cárcel

El ministro del Interior manifestó que promoverá “iniciativas legislativas que sancionen drásticamente este tipo de conductas que afectan la paz y tranquilidad de nuestros ciudadanos de bien”.

Fiscal. Avelino Guillén sustentó cargos contra Alberto Fujimori por crímenes de DD. HH. Foto: difusión
Fiscal. Avelino Guillén sustentó cargos contra Alberto Fujimori por crímenes de DD. HH. Foto: difusión
César Romero

El ministro del Interior, Juan Carrasco Millones, dispuso que la Policía Nacional le inicie una investigación por presunto delito de terrorismo a la organización política La Resistencia, debido a sus reiteradas amenazas y actos de hostigamiento contra ciudadanos y funcionarios públicos.

Las últimas víctimas de este grupo violentista, vinculado con la extrema derecha peruana y el fujimorismo, fueron el ex fiscal supremo Avelino Guillén y el periodista de RPP Jaime Chincha.

“Se tomarán las medidas de seguridad pertinentes para su resguardo (de las víctimas). No vamos a tolerar ningún acto de terror de nadie”, declaró el ministro del Interior, Juan Carrasco Millones, a través de las redes sociales.

“Frente a estos hechos, he dispuesto que se realice una investigación a la presunta organización criminal autodenominada La Resistencia, cuyos integrantes han amenazado y hostigado reiteradas veces a diversos ciudadanos y funcionarios públicos del Estado peruano”, precisó el ministro.

Agregó que promoverá “iniciativas legislativas que sancionen drásticamente este tipo de conductas que afectan la paz y tranquilidad de nuestros ciudadanos de bien. Repito: No toleraremos la violencia porque el Perú merece bienestar”.

La Resistencia y otros grupos políticos vinculados a la extrema derecha y el fujimorismo consideran que la violencia logrará que el pueblo peruano los acepte y solucionará sus problemas.

En una entrevista con el portal web Epicentro TV, uno de los líderes más activos de este grupo, Jota Maelo, no descartó la posibilidad de armarse para el logro de sus objetivos, lo que supone actos de terrorismo.

Inicialmente, la Policía peruana se había negado a investigar a estos grupos al considerar, erróneamente, que el terrorismo solo es de izquierda. El terrorismo no conoce ideologías o religiones, solas las utiliza para justificar su violencia.

La legislación peruana sanciona el acoso hasta con cuatro años de cárcel, mientras que el delito de instigación señala la misma pena para el que induce a otro a cometer el delito.

Además, considera delito al que “vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que pueda alterar el normal desarrollo de su vida cotidiana”. El decreto legislativo 1410 precisa que este delito también es sancionable cuando se desarrolla en entornos digitales. La Resistencia y otros grupos violentos promueven sus actos y publicitan el acoso a través de las redes sociales de internet.