Terrorista “José” amenaza con más ataques a las fuerzas del orden

Reaparece en el Vraem. Víctor Quispe Palomino, camarada “José”, reaparece después de 5 años, anuncia la reestructuración de su grupo y culpa al gobierno de las muertes de militares y soldados destacados en el Vraem. Barones de la droga los financian para la compra de armas que usan en las emboscadas a policías y militares.

Reaparece en el Vraem. Víctor Quispe Palomino, camarada “José”, reaparece después de 5 años, anuncia la reestructuración de su grupo y culpa al gobierno de las muertes de militares y soldados destacados en el Vraem. Barones de la droga los financian para la compra de armas que usan en las emboscadas a policías y militares.

El jefe terrorista del Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), Víctor Quispe Palomino, camarada “José”, advirtió que continuará atacando a los policías y militares que lo buscan para apresarlo y destruir su organización, y –dirigiéndose a los familiares de las víctimas de las fuerzas del orden– afirmó que sus muertes son responsabilidad del gobierno.

De acuerdo con un audio interceptado por agentes de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), grabado pocos días antes de la masacre de 4 policías en el distrito huancavelicano de Anco, el jueves 7 de junio, el camarada “José” señaló que sus seguidores responderán con fuego en cuanto detecten la presencia de las fuerzas del orden en territorios en los que tienen presencia.

“Los aniquilaremos”, se le escucha decir a Víctor Quispe Palomino, quien el próximo primero de agosto cumplirá 58 años de edad. Nacido en la localidad de Chuschi, hijo de los fundadores del Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso, contaba con 19 años cuando el 17 de mayo de 1980 se inició la lucha armada senderista y participó desde el principio en las acciones armadas.

“José” asegura que su grupo no tiene relación con Sendero Luminoso de Abimael Guzmán y que la denominación oficial es Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP).

“¿Qué podemos hacer nosotros cuando estos soldados y policías defienden a la clases opresoras en operativos militares, generalmente mediante ataques por sorpresa, armados hasta los dientes, con aviones de guerra, con helicópteros artillados, con armas de artillería, bombas, cohetes y rockets? Si nos encuentran con la guardia baja o mal posicionados, ¡no nos van abrazar o felicitar con el pétalo de una flor! Ellos vienen a asesinarnos y en estas circunstancias es que actuamos en defensa propia… ¡y los aniquilamos!”, se expresa el terrorista más buscado del país, por quien el gobierno de los Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

Lo que no dice el cabecilla terrorista ‘José’ es que el narcotráfico lo financia y les entrega dinero para la compra de armas con las que emboscan a policías y militares y protegen a los barones de la droga del Vraem.

Nuevos jefes

Fuentes de inteligencia de la Dircote y del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas dijeron a La República que los terroristas encabezados por “José” han emprendido una “campaña militar” para tratar de alterar las elecciones regionales, provinciales y distritales del 7 de octubre próximo, y que como parte de su proyecto ampliará sus acciones donde no existe presencia de las fuerzas de seguridad.

La reaparición de “José” se registra casi cinco años después de que efectivos militares emboscaron y eliminaron en una operación de inteligencia a los “mandos militares” terroristas “Alipio” y “Gabriel”, en agosto de 2013. Las bajas de los cabecillas produjeron una significativa reducción de las acciones terroristas.

Víctor Quispe ha recompuesto la organización que dirige con mandos más jóvenes pero con amplia experiencia militar, puesto que fueron entrenados y adoctrinados desde que eran menores de edad, de acuerdo con las fuentes de inteligencia consultadas.

Precisamente, el discurso de “José” es un anuncio del incremento de las acciones terroristas, por lo que el cabecilla se dirige a los familiares de los militares y policías eventualmente heridos o abatidos en las emboscadas o enfrentamientos que se avecinan.

“Estos soldados y policías son usados como carne de cañón en la lucha contra el Militarizado Partido Comunista del Perú. Están dando su vida en el campo de batalla sin costo y en franca lid, pero defendiendo los intereses de los ricos, incluso han asesinado a la gente de su propia clase, de su propio pueblo”, afirma el líder terrorista.

En volantes impresos a todo color distribuidos en distintas localidades del Vraem, se observan fotografías de “José” y otros cabecillas y contienen mensajes instando a los militares y policías a deponer las armas.

El reciente ataque en el distrito de Anco que acabó con la vida de 4 policías, demuestra que el discurso político e ideológico del MPCP de “José” de “luchar por los intereses del pueblo” es solo un discurso. La emboscada en una zona de tránsito de los narcotraficantes que sacan la droga del Vraem, confirma la íntima vinculación de la organización terrorista con los productores de cocaína.

La República tuvo acceso a recientes reportes de inteligencia en los que se describe como está compuesta en la actualidad la organización de Víctor Quispe Palomino. Su hermano, Jorge Quispe Palomino, camarada “Raúl”, es el segundo al mando, la camarada “Olga” es la tercera en el escalafón terrorista.

El cuarto en la línea de la estructura es el camarada “Antonio”, quien actúa como mando militar. Según fuentes de la Dircote, “Antonio”, un sujeto de entre 40 a 50 años de edad, natural de la zona, quien no está plenamente identificado, ascendió de puesto luego de la muerte de Alejandro Borda Casafranca, “Alipio”, y Marco Quispe Palomino, “Gabriel”, el 12 de agosto del 2013.

“Antonio” se moviliza con una columna de 8 combatientes y tiene en sus filas a expertos en el manejo de armas y explosivos, conocidos con el apelativo de “Mendoza”, “Edgar”, “Miguel” y “Richard”. Se desplazan en las alturas de los distritos de Pampas, Huachocolpa, Tintaypunco, Quishuar, Salcahuasi y Surcubamba, en la provincia de Tayacaja, en Huancavelica.

Después de “Antonio”, en orden importancia han sido identificados “Julio Pucañahui”, “David”, “Julio Chapo” y “ Elisa”, quienes actúan por las zonas de Pampa Hermosa, Pangoa y Llaylla, en la provincia de Satipo, así como en Andamarca, Comas, Santo Domingo de Acobamba y Parihuanza, en las provincias de Concepción y Huancayo en Junín.

Mientras tanto, “Dino”, “Omar”, “Fernando” y “Leónidas” se movilizan por la selva de Megantoni, Kimbiri, Pichari, Vilcabamba, Inkawasi y Villa Virgen, en la provincia de La Convención, en Cusco.

Las fuentes estiman que el MPCP cuenta por lo menos con 250 a 300 hombres y mujeres armados, entrenados y con algún tipo de equipo militar. La acción de Anco fue una de las primeras de la nueva “campaña” terrorista.

Narcos les proveen de dinero para compra de armas

- Exintegrantes del MPCP que se han acogido a la figura legal de la colaboración eficaz no hace mucho tiempo, aseguraron a las autoridades que el principal objetivo del camarada “José” es ampliar el ámbito de sus acciones armadas, lo que explicaría el ataque contra la policía en el distrito de Anco, que está fuera del territorio del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

- Lo que buscaría “José” es dispersar a las fuerzas del orden desplegadas en el Vraem con la finalidad de atraerlos hacia puntos donde es fácilmente ejecutar emboscadas, señalaron fuentes de inteligencia a La República.

- Un análisis de las fotografías y videos incautados recientemente a los terroristas del MPCP, indica que cuentan con nuevo armamento, obtenido en gran parte por intermedio de las organizaciones del narcotráfico, que es la principal fuente de financiamiento del terrorista “José”.

- En las imágenes también se observa que los terroristas manejan equipos inalámbricos, smartphones, computadoras móviles, radiocomunicadores, antenas y cámaras digitales, proveídos por los narcotraficantes, según las fuentes.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO