Asesinan a un centenar de elefantes para vender su marfil en China y Camboya

EFE. Al menos 90 elefantes han sido asesinados por cazadores furtivos en los últimos tres meses en Botsuana, país con la mayor población de estos mamíferos en todo el mundo, afirmó a Efe la ONG Elefantes Sin Fronteras.

Los colmillos de todos ellos han sido brutalmente arrancados, y según Mike Chase, director de la organización, la creciente actividad de cazadores furtivos se debe a que el pasado mayo, la unidad que combatía esta actividad ilegal en el país fue desarmada por el Gobierno.

"Botsuana siempre ha estado a la vanguardia de la conservación, y confío en que el presidente Masisi defenderá nuestro legado y abordará el problema rápidamente", afirmó Chase, quien matizó que "la acción conjunta de todas las partes interesadas en la industria turística y en las ONG es ahora crítica y vital".

Todos los cadáveres inspeccionados en helicóptero son elefantes mayores de 35 años, según Chase, "con colmillos pesados" que pueden llegar a superar los treinta kilos, en un mercado internacional, monopolizado no obstante por países asiáticos como Camboya, Tailandia y China, en el que el kilo de marfil se compra por unos US$ 1.000 (864 euros).

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO