Se apagó el humor del "Gordo Casaretto"

Alejandro Romero Cáceres, el ‘Gordo Casaretto’, falleció a los 72 años. Miguel Barraza, Jorge Benavides y Rodolfo Carrión lo recordaron con sentidas palabras

Alejandro Romero Cáceres, el ‘Gordo Casaretto’, falleció a los 72 años. Miguel Barraza, Jorge Benavides y Rodolfo Carrión lo recordaron con sentidas palabras

Alejandro Romero Cáceres (72), conocido como ‘Gordo Casaretto’, ya descansa en paz. La diabetes que lo acompañaba, desde hace varios años, había hecho mella en su organismo. Sus últimas semanas, no habían sido de las mejores.

Ayer, dio su último suspiro en su casa de Lince. La noticia puso triste, como era de esperar, al gremio artístico - cultural y, claro, a quienes disfrutaron de su talento tanto en la pantalla chica, el teatro y, recientemente, en el cine como en la premiada película peruana Rosa Chumbe.

Frases como ‘Te... te... te... te advierto’, calaron en el gusto popular,  que hoy recuerdan sus duetos cómicos  su amigo del alma, Miguel ‘Chato’ Barraza, quien por supuesto, ha sido el primero en lamentar su partida, aunque sin perder el humor que, seguro, era algo que el ‘Gordo’ hubiera deseado.

“El Perú pierde a un gran amigo, a un gran cómico. Era extraordinario. Desde que lo veías, daba risa, su mismo aspecto físico”, ha dicho su mayor amigo de aventuras.

Su esposa, Patricia Tragadora  y madre de su última  hija de solo 4 años, dijo que el cómico después de tantos ingresos al hospital, murió en su casa. “Estoy bloqueada. No sé qué hacer. Estoy con las hijas de Alejandro. No sé qué se hace. Lo que he hecho es llamar a mi hermano para preguntarle qué hacer. Estoy bastante mal, pero estoy tranquila porque él se ha ido durmiendo y no ha sufrido en sus últimos momentos”,  contó a una emisora local.

El Ministerio Cultura, también, se pronunció a través de su cuenta de Twitter: “Nos dejó Alejandro Guillermo Romero Cáceres, conocido como el ‘Gordo Casaretto’, quien desde finales de los años 70 llenó de sonrisas los hogares peruanos con su arte. ¡Descansa en paz y gracias por tu legado!”.

Su último trabajo en la pantalla chica fue al lado de Jorge Benavides, quien ayer no pudo evitar quebrarse al recordarlo, en un enlace con Latina. “Al ‘Gordo’ lo queríamos mucho, muchísimo. Mi hermano Christian, que también ya falleció, lo ayudaba a cambiarse porque tenía sus años y no se podía agachar. Mi hermano lo cambiaba, se mataba de risa, le ponía sus medias de nylon cuando hacía de mujer”.

Benavides, además, reveló que el cómico ignoraba las  recomendaciones que una persona diabética debe seguir. “Tomaba gaseosa y consumía bocaditos dulces, alimentos prohibidos para un diabético como él”.

Rodolfo Carrión ‘Felpudini’, agregó por su lado “Yo creo que todo el Perú está triste, todas las generaciones han crecido con su humor, con su risa. He trabajado mucho con el gordito Casaretto desde ‘Risas y salsa’”, dijo resaltando  la forma característica de hablar de Alejandro Romero.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO