Diferencias sobre tarifas eléctricas originan salida de viceministro del MEM

Energía. Las tensiones entre el Osinergmin y el ente rector pusieron fin a su gestión. También se derogó el decreto que impedía la reducción de las tarifas.

Energía. Las tensiones entre el Osinergmin y el ente rector pusieron fin a su gestión. También se derogó el decreto que impedía la reducción de las tarifas.

En medio de las críticas y cuestionamientos por las obstrucciones que puso el Ministerio de Energía y Minas (MEM) al proyecto del Osinergmin que reduciría los costos del servicio eléctrico, el viceministro de ese despacho, Raúl García Carpio, renunció a su cargo. 

En la resolución suprema, el gobierno asegura que "le resulta pertinente aceptar" la renuncia. En su reemplazo estará el viceministro de Hidrocarburos, Eduardo Guevara.

Decreto derogado

Junto a la salida del viceministro García, también se dejó sin efecto el decreto que frenaba las competencias del Osinergmin para revisar el monto de las tarifas y actualizaciones. 

Ayer, el MEM derogó el Decreto Supremo Nº 027-2018-EM, que modificaba los términos en los cuales se revisaba el monto cobrado por el servicio e impedía la posibilidad de reducir en 6% las tarifas a los usuarios finales a partir de noviembre.

Desde la comisión de Defensa del Consumidor no se descartó citar el titular del MEM, Francisco Ísmodes, así como a funcionarios del Osinergmin.

Impacto en el bolsillo

Según el especialista en temas energéticos, Rafael Laca, la actualización de tarifas que representaba una reducción de hasta 6% se convierte en una disminución de hasta S/ 9 al mes en los recibos de los usuarios residenciales, pero depende mucho del consumo. 

"Si un usuario consume mensualmente S/ 50, la rebaja es de S/ 3. Si consume S/ 100, la rebaja es de S/ 6; y si consume S/ 150 al mes, la reducción es de S/ 9", afirmó.

Para el especialista, tras la decisión de publicar el decreto supremo, pudo existir la presión de la industria.

"Parece que el MEM hubiera sido presionado para que saque este decreto. Al margen de si era o no malo, el problema era por qué sacarlo al momento en que se estaba culminando una actualización de tarifas que se aplicaba a partir del 1 de noviembre. De haber continuado vigente, Osinergmin hubiera tomado un año más en plantear la reducción, y el principal perjudicado hubiera sido el consumidor", alertó.   

a

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO