Bolivia inauguró su mayor planta de energía alternativa

Exportación. Evo Morales asegura que en su país “sobra energía” y apunta a exportarla a Argentina en el 2019.

Exportación. Evo Morales asegura que en su país “sobra energía” y apunta a exportarla a Argentina en el 2019.

Bolivia inauguró la que considera su mayor planta de energía alternativa, una estación solar fotovoltaica en la región occidental de Potosí con la capacidad de generar 60 megavatios (MW) y que costó US$ 73 millones. Durante el acto de inauguración en el municipio potosino de Uyuni, el presidente del país, Evo Morales, aseguró que se trata de la estación solar fotovoltaica “grande de toda Bolivia” que producirá la mitad de energía que necesita el departamento de Potosí, de unos 880.000 habitantes.

El jefe de Estado boliviano precisó que en 2019 su país podría “estar exportando a Argentina 100 megavatios”. Morales señaló de que “sobra energía” en Bolivia al señalar que la demanda interna actual de electricidad es de 1.500 MW y que la producción actual llega a los 2.100 con la posibilidad de aumentar a los 3.000 para 2019.

El ministro boliviano de Energía, Rafael Alarcón, aseguró que el proyecto se enmarca en la intención del Gobierno del país de lograr la “universalización del servicio eléctrico” además de producir excedentes para “exportar energía” desde el próximo año.

“En estos meses del próximo año vamos a estar vendiendo energía a los países vecinos, en particular a la Argentina”, manifestó Alarcón.

También detalló que la planta solar consta de 196.952 módulos fotovoltaicos fijados en de 7.034 mesas en un espacio de 105 hectáreas, aspectos que la hacen la planta “más grande del país en energías alternativas”.

El proyecto contó con un crédito de US$ 73 millones que contrajo la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) del Banco Central de Bolivia (BCB).

Te puede interesar