Rapitest. María Cristina Ribal

“El único que da cátedra en la TV es Efraín Aguilar”

“El único que da cátedra en la TV es Efraín Aguilar”

Estás abocada al proyecto de revivir el café teatro...

Sí, es mi propósito, sé que es difícil resucitar un muerto como el café teatro, pero quiero apostar por algo. No entiendo cómo no hay una Compañía Nacional de Teatro en el país, siendo este arte, un medio de crear conciencia, etc.

¿Qué obra alistas y en qué escenario la presentarás?

Voy a estrenar Noche de brujas en La Estación de Barranco. La obra habla de la infidelidad masculina. Actúan Reynaldo Arenas, Ebelin Ortiz, Milagros López Arias y yo. La presentaré en julio.

Es una forma nueva de hacer café teatro...

Lo que pasa es que aquí el café teatro está asociado a las bataclanas y los humoristas y no es así. El teatro nació en espacios pequeños y luego pasaron a las salas de teatro, pero hoy en día no hay salas disponibles. Es por eso que después de La Estación presentaré la obra Las 3 Marías en La Posada del Ángel, de Barranco. Ambas obras son de humor negro.

¿Ya no escribes novelas para Televisa?

Sí, estoy escribiendo Secretos de mujeres. Voy a ver si retomo mi contactos con Televisa.

¿Qué posibilidades hay de escribir guiones para la televisión peruana?

Cuando escribí en La Bodeguita, los productores hicieron una cosa rara, terminaron de escribir la serie y eso me desanimó de volver a la televisión. Siento que la gente de TV a veces no conoce su oficio. El único que puede dar cátedra de hacer una buena producción es Efraín Aguilar. Con él acabo de trabajar en la serie Los amores de Polo.       

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO