Rafo León critica proyectos de Alfredo Zegarra

En la columna de opinión que publica Rafo León en la revista Caretas hay un duro cuestionamiento a los proyectos que ha intentado emprender la gestión de Alfredo Zegarra. Para el periodista, el exalcalde de Arequipa está arrinconando a la cultura con obras populistas y pragmáticas.

16 Sep 2018 | 9:08 h

En la columna de opinión que publica Rafo León en la revista Caretas hay un duro cuestionamiento a los proyectos que ha intentado emprender la gestión de Alfredo Zegarra. Para el periodista, el exalcalde de Arequipa está arrinconando a la cultura con obras populistas y pragmáticas.

Rafo León tituló a su último artículo como: Un hueso de Pollo en Arequipa, “Cuando el deprecio por la cultura se convierte en sentido práctico, hay que comenzar a temblar”. El periodista, lo ironiza porque para Alfredo Zegarra las zonas monumentales serían una piedra en el zapato en el desarrollo de sus obras emblemáticas que trató de emprender cuando estaba en ejercicio (renunció para postular al Gobierno Regional de Arequipa, ahora lo sucede Lilia Pauca) y estaría sacando la vuelta a los criterios de conservación patrimonial.

“Parece, sin embargo, que la ecuación museo/combustible (desbalance del presupuesto de cultura con sueldos de los políticos) está a punto de producir un estropicio en zonas monumentales de Arequipa, debido a un proyecto municipal supuestamente destinado a aliviar el infernal tránsito de la ciudad, que ha sobrepasado todo lo manejable en sentido estricto de la palabra”.

“El intercambio vial en Juan de la Torre, el corredor vial de Jerusalén  y el viaducto de Salaverry son obras que la municipalidad plantea como derivadas del Sistema Integrado de Transporte elaborado hace una década, pero que muestran distorsiones y vacíos en relación al original, lo que produjo que las autoridades regionales de cultura pusieran observaciones a levantar antes de iniciar cualquiera de las obras”.

“Lo que sigue es una historia enrevesada de maniobras y trámites poco transparentes respecto de las observaciones de cultura, propuestas no solamente por los posibles impactos que esas obras tendrían en la parte monumental del casco histórico, sino por la inseguridad que representarían para los usuarios de estas vías el hecho de que no haya un estudio serio de capacidad de carga ni del tipo de vehículos a circular”.

León culpa de la salida de Franz Grupp como director de Cultura de Arequipa a Alfredo Zegarra. Grupp habría sido una piedra en el zapato de las obras de la Municipalidad Provincial de Arequipa.

“Esta clásica sacada de vuelta a los criterios de conservación patrimonial, extendido en todo el Perú casi como una paradójica normativa, ha terminado por producir la salida del cargo de Franz Grupp de la Dirección Desconcentrada del Ministerio de Cultura de Arequipa. Grupp se desempeñaba allí desde antes de que el INC se convirtiera en MINCUL, y su gestión es reconocida por su clara y valiente oposición a cualquier iniciativa que afecte la calidad del centro arequipeño”.

Criticó el continuismo político y la falta de compromiso con la ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, en el año 2000.

“Zegarra, ayudado por Pauca, plantearon como huella imperecedera de su gestión las obras antes mencionadas pero paseándose las observaciones de cultura. Y lo más grave, ocultando la verdad ante el presidente Vizcarra, quien sobre la base de información inexacta declaró que los proyectos iban y punto. De paso, se planteó sacar del cargo a Grupp, lo que se consiguió mediante un expeditivo  procedimiento comandado por Patricia Balbuena, Ministra de Cultura.

“Cuando la irresponsabilidad y el desprecio por la cultura se convierten en sentido práctico, hay que comenzar a temblar. En Arequipa las autoridades municipales, sin ningún escrúpulo, están tratando de imponer una obra enorme y cuestionable en base a impulsos populistas y “pragmáticos”.

Puede ver la columna completa en el siguiente enlace: http://caretas.pe/dueno_de_nada/84088-un_hueso__de_pollo_en_arequipa

Te puede interesar