Seis vladivideos y audios, y seis testimonios acusan a Lucchetti

Plataforma_glr
21 Dic 2002 | 14:00 h

Por OSCAR LIBON
Unidad de Investigación.-

A pesar de existir abundante evidencia respecto a la ilegal actuación de los directivos y propietarios de la empresa Lucchetti , que se reunieron con el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos Torres para que influyera ilícitamente en casos judiciales en favor de la firma chilena, el segundo juzgado anticorrupción resolvió archivar la acusación por tráfico de influencias contra Andrónico Luksic Craig .
Esta resolución judicial, fechada el 4 de noviembre reciente y que beneficia al Grupo Luksic -propietaria de Lucchetti-, se basa en una interpretación del código penal e ignora las relevantes evidencias que hay en el expediente sobre los beneficios judiciales recibidos por la empresa chilena por intervención ilegal del ex asesor Montesinos.
De esta manera, la empresa de pastas y fideos está a punto de ganar esta batalla judicial.
Sin embargo los "vladivideos", audios, testimonios y otras pruebas en contra de los directivos de Lucchetti, que tiene el Poder Judicial, son contundentes. La República tuvo acceso a esos documentos contenidos en el expediente del caso.

LA RED DEL "DOC"
Los problemas judiciales originados en 1997 entre la Municipalidad de Lima y la empresa Lucchetti, por la construcción de un edificio en las cercanías en la zona de reserva ecológica de los Pantanos de Villa (Chorrillos), fueron resueltos por Vladimiro Montesinos utilizando a la red de jueces que manejaba en diferentes instancias del Poder Judicial.
"(Según la investigación preliminar) varios jueces formaban parte de toda una estructura organizacional al interior del Poder Judicial, que respondían a los requerimientos del poder político, refiere otro documento oficial.
Entre esos magistrados estaban Percy Escobar Lino , Víctor Raúl Martínez Candela y el entonces vocal superior Sixto Muñoz Sarmiento , quienes resolvieron los recursos presentados por Lucchetti de manera favorable a esta empresa de capitales chilenos.
Uno de los elementos nuevos que confirma la manipulación del caso Lucchetti en ese momento es la declaración judicial de Edgar Solís Cano , ex viceministro del Interior del gobierno fujimorista y hombre de confianza de Vladimiro Montesinos. Solís Cano fue capturado unos meses atrás.
" Edgar Solís confesó que el ex asesor Montesinos le ordenó comunicarse con el juez Percy Escobar con el fin de que éste se dirigiera a las oficinas del SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) para tratar el caso de la acción de amparo presentada por Lucchetti en el juicio que tenía con la Municipalidad de Lima ", se lee en el documento.
De acuerdo con la investigación judicial, Solís Cano " era la persona encargada de contactar con los magistrados y hacer el seguimiento de los procesos en los que la agrupación liderada por Vladimiro Montesinos tenía interés ".
El propio Vladimiro Montesinos detalló, ante una comisión investigadora del Congreso, los pormenores de la manera en que se gestionó la acción de amparo y de cumplimiento en favor de la compañía chilena.
Inclusive, el ex asesor afirmó que coordinaba estos asuntos con los magistrados Sixto Muñoz, Percy Escobar y Víctor Martínez para remitirles los proyectos de sentencia. Luego, ellos le entregaban los borradores finales de las resoluciones y Montesinos, a su vez, les ordenaba cuándo debían emitir esos fallos judiciales.

MÁS EVIDENCIAS
Por su parte, Matilde Pinchi Pinchi , amiga íntima del ex asesor, manifestó ante el juzgado anticorrupción que entre los magistrados que concurrían al SIN y recibían dinero de Vladimiro Montesinos estaban Percy Escobar Lino y Víctor Raúl Martínez Candela.
El capitán EP (r) Mario Ruiz Agüero , uno de los secretarios personales de Montesinos, y el suboficial PNP (r) Luis Clemente Malca Guizado , chofer del ex asesor, coincidieron en señalar que Percy Escobar ingresó al SIN en varias oportunidades.
El ex asesor legal del SIN Pedro Huertas Caballero admitió que él era el encargado de redactar las resoluciones de los casos judiciales de interés para Montesinos. Una de esas resoluciones fue la acción de amparo del caso Lucchetti.
Rafael Merino Bartet, asesor de la alta dirección del SIN, proporcionó diversa documentación archivada en la memoria de las computadoras del SIN, en la que se encontró el proyecto de la sentencia de la acción de amparo que tramitó luego el entonces juez Percy Escobar.
Las fechas de esas resoluciones elaboradas en el SIN coinciden con las reuniones de Andrónico Luksic (accionista y propietario) y Gonzalo Menéndez Duque (presidente del directorio de Lucchetti Perú) con Vladimiro Montesinos en las instalaciones del servicio de inteligencia, según información oficial.
Entre las evidencias que acusan a los directivos y dueños de la empresa chilena también están los siguientes vladivideos y audios: "Diálogo Doctor-Lucchetti", "Almuerzo Lucchetti-Doctor Montesinos", "Reunión Montesinos-Señor Lucchetti" y "Diálogo con chileno oficina" (reunión Montesinos-Gonzalo Menéndez-Daniel Borobio).