César San Martín tras audio: “Pido disculpas públicas y reconozco mi error”

El juez César San Martín admitió que fue un error haber llamado a Walter Ríos, pero rechazó que haya intentado “torcer la justicia”. Niega ser amigo del investigado.

El juez César San Martín admitió que fue un error haber llamado a Walter Ríos, pero rechazó que haya intentado “torcer la justicia”. Niega ser amigo del investigado.

El juez supremo César San Martín reconoció que fue un error haber llamado al hoy investigado Walter Ríos, expresidente de la Corte de Justicia del Callao, a quien pidió —como se escucha en audio— que “presionara” para acelerar el trámite judicial de un familiar.

En ese sentido, a través de un comunicado, San Martín expresó sus “disculpas públicas” y  lamentó el uso de “palabras inadecuadas” durante la conversación con Ríos, quien es sindicado como líder de la organización criminal “Los cuellos blancos del puerto”.

No obstante, el juez de la Corte Suprema rechazó que haya intentado “torcer la justicia” con esa llamada telefónica. Es más, negó tener alguna relación amical con el magistrado que viene siendo investigado tras los detapes de los “CNM audios”.

César San Martín asegura que el audio trata sobre un pedido para subsanar un retraso respecto a "un caso no contencioso de interdicción civil, el cual ya estaba resuelto y con sentencia pero que faltaba notificar a los organismos pertinentes [Sunarp y Reniec]”.

“Debo recalcar que se trataba de una causa propia (soy parte en el procedimiento), debido a un caso muy delicado de mi familia, por lo que llamé al presidente de la Corte del Callao, con quien no tengo vínculo amical salvo el conocimiento de los cargos que se tiene en el Poder Judicial. En causa propia no hay ventajas indebidas más aún en un tema de Derecho Civil no Patrimonial de carácter no contencioso”, aseveró.

El juez sostiene que cuando hay retraso, cualquier litigante —como señala que fue su caso— tiene el derecho de acudir al titular de la Corte para que interponga su intervención respecto a una demora. Se ampara en el artículo 90.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

“Lamento el uso de palabras inadecuadas durante la conversación. Por todo ello pido disculpas públicas y reconozco mi error por haber llamado para realizar un trámite sencillo y puntual que, como señalé anteriormente, estaba demorando”, expresó. 

Asimismo, dijo estar dispuesto a someterse a los requerimientos que correspondan para evaluar su conducta, en especial a la Sala Plena de la Corte Suprema

Finalmente, el juez supremo hizo un llamado a los órganos del Poder Judicial para que, “desde una perspectiva de reforma”, adopten todas las reglas institucionales referidas a las “relaciones entre jueces y a sus propios litigios en sede jurisdiccional”, a fin de que se prevengan estas situaciones.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO