Nueva Zelanda: madre convence con dulces a su hija para que su pareja abuse de ella

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

17 Jul 2020 | 20:32 h
La madre buscó argumentar que lo hacía porque tenía miedo que su pareja la abandone. Foto: Red Uno
La madre buscó argumentar que lo hacía porque tenía miedo que su pareja la abandone. Foto: Red Uno

La mujer intentó argumentar que lo hacía porque tenía miedo de que su cónyuge la abandone por no cumplir con sus terribles deseos.

Una mujer natural de Nueva Zelanda sobornó con chocolates y dulces a su propia hija de apenas 5 años para que participara en un trío sexual con ella y su pareja. Además, la madre dijo que convencía a su pequeña para mantener el amor de su novio.

Según informó el portal Daily Mail, los abusos sexuales se registraron entre 2017 y 2018. Todo inició cuando ambos intercambiaron mensajes de texto en donde exponían sus retorcidas fantasías sexuales, entre ella el tener un tipo de relación incestuosa.

PUEDES VER Rescatan a un pato que tenía una flecha atravesada en la cabeza

Tiempo después, la siguiente agresión sexual contra la menor fue realizado por los dos adultos y en la última oportunidad, la progenitora la habría forzado a utilizar juguetes sexuales, reveló el medio británico.

Uno de los familiares de la víctima presentó una denuncia contra la madre y de esa manera las autoridades policiales descubrieron estos repugnantes incidentes. El caso estuvo a cargo del juez Duncan Harvey, quien escuchó a la mujer alegar los motivos de sus acciones.

Ella afirmó que había hecho todo eso porque sufría “problemas de abandono” provenientes de haber padecido una infancia difícil y tenía temor de que su pareja la dejara por no satisfacer sus deplorables fantasías sexuales.

PUEDES VER Busca el cuerpo de su hermana fallecida por COVID-19: “Es doloroso no saber dónde está”

Posteriormente, la madre admitió su culpa y dijo que siente remordimientos por los terribles actos que le había hecho a su propia sangre. Pese a sus declaraciones y a que se comprobó que había sufrido violaciones y traumas de niña, el magistrado la sentenció a 9 años de cárcel.

Asimismo, el sujeto implicado fue trasladado hasta un centro penitenciario en diciembre del año pasado y se encuentra a la espera de una condena por parte de la justicia neozelandesa.

Video Recomendado

Lazy loaded component