Óscar Alarcón hace el papel del valiente fiscal Bardales. Fotografía:Jaime Mendoza

Un fiscal contra el crimen

Casos complejos, la película del cineasta trujillano Omar Forero, cuenta la temeraria y valiente lucha de un fiscal contra la corrupción, el sicariato y la extorsión en el norte peruano. Basada en hechos reales, se estrena el 14 de noviembre.

Raúl Mendoza
11 Nov 2019 | 17:17 h

Dos jóvenes descienden de un bus interprovincial que los trae de Trujillo, caminan relajados y se hospedan en el hotel de un poblado. Después roban una moto lineal y se dirigen a una plazuela poco concurrida. Allí, uno de ellos avanza a pie con dirección a una mototaxi. Cuando está cerca, saca un arma, apunta a un hombre que está en el vehículo y le descerraja un tiro. Segundos después, remata al tipo con seis disparos más.

Esa es una de las escenas iniciales de Casos complejos, la película del cineasta trujillano Omar Forero, que cuenta la historia del fiscal Bardales (protagonizado por Óscar Alarcón), un hombre que lidera la Oficina de Casos Complejos de la Fiscalía -de ahí el título del filme y debe luchar contra sicarios, extorsionadores y miembros de organizaciones criminales a pesar de las amenazas y de la indolencia de autoridades corruptas que liberan acusados, a despecho de las pruebas. “Me motivan dos cosas principalmente: una, tratar un tema que actualmente afecta a todo el país, como es la delincuencia organizada, pero tratarlo desde la perspectiva de la región donde se da el mayor índice de criminalidad de todo el Perú. Y, segundo, acercarme al público mediante el tratamiento de un tema, el policial, que es uno de los que tiene más llegada y aceptación”, dice Omar Forero.

Los temas que Omar trabaja siempre están vinculados a la región La Libertad. Partiendo de un tema policial, la historia le da pie para hablar de la corrupción en la policía, en los juzgados y en otros ámbitos. “Todo lo que hace años sospechábamos y que la gente nos decía cuando empezamos a investigar este tema”, dice. Todo eso se ve reflejado en la cruzada que emprende el protagonista del filme, el fiscal Bardales, contra los delincuentes que debe acusar y que, muchas veces, no puede encarcelar.

Casos complejos cuenta la historia del fiscal, pero también la de Yonatan, un joven sicario, que es una suerte de némesis de Bardales, pero que a su vez vive preso de sus propias circunstancias. Participa en el crimen que abre la película, escapa y vuelve a Trujillo. Allí, los cabecillas de su organización, más duchos, más sanguinarios, lo irán formando como un asesino. Uno de ellos es el Huayhuash, el jefe de sicarios, quien lo adopta y se convierte en su mentor.

Historia real

El fiscal Bardales, protagonista de Casos complejos, está inspirado en un personaje real, el fiscal Willian Rabanal Palacios, quien actualmente es titular de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo. Este funcionario estuvo a cargo de la Fiscalía de Casos Complejos, desde la cual pudo combatir el crimen y desarticular veinte bandas criminales entre los años 2013 y 2014, y consiguió 300 prisiones preventivas.

El 2015, Domingo escribió sobre él, cuando ya se conocía que por su labor venía siendo amenazado de muerte y que los cabecillas de varias mafias de extorsionadores, traficantes de terrenos y otras organizaciones delictivas le habían puesto precio a su cabeza. Esa vez, reporteros de este suplemento lo acompañaron a varias de sus diligencias: dos policías armados con fusiles AKM lo custodiaban. En esas condiciones cumplía con su trabajo y sigue haciéndolo.

“Yo conversé con él cuando empecé a investigar sobre el tema. El me contó muchos de los casos en los que había trabajado y anécdotas sobre las bandas que había acusado. Con todo eso fui armando el guión. Y aunque en la película aparece la historia de una sola banda, los hechos narrados están basados en las investigaciones a varias bandas”, cuenta Forero.

A pesar de contar con protección, el fiscal Rabanal ha sufrido a lo largo de los últimos años el robo de su domicilio y el reglaje de sus actividades. El 2015, tres sujetos que lo seguían en un auto fueron detenidos. Uno de ellos era un sicario acusado de dos homicidios. El trabajo de Rabanal no cesa. Delincuentes que ha acusado con pruebas, grabaciones o incautación de armas han sido liberados, y otras veces, como ocurrió en julio pasado con dos cabecillas de la banda Alianza Mochera, logró que los condenen a cadena perpetua.

Su labor le ha servido a Omar Forero para -a través de una historia policial- dar cuenta de un problema mayor que involucra a varios sectores de la sociedad: la colusión de ciertos elementos de la Policía o del Poder Judicial con la delincuencia organizada, además de contar cómo el crimen capta jóvenes sin oportunidades y los convierte en despiadados criminales. “La delincuencia en Trujillo es un tema álgido, tenía que contarse”, comenta.

Cine consciente

Casos complejos se filmó en Trujillo, los alrededores de la ciudad y el poblado de Cascas, en la sierra liberteña, durante seis semanas. Se hizo con actores no profesionales y el resultado ha sido satisfactorio. La película ganó el primer premio (mejor película) en la Semana del Cine de la Universidad de Lima el 2018 y otros galardones.

“Una de las causas por las que hago cine es buscar que los relatos sirvan para algo. Por eso siempre he buscado hacer películas que nos reflejen a nosotros mismos. Creo que esa es la principal utilidad del cine. Hacernos conscientes de nuestras vidas y comportamientos, pero con la distancia de una pantalla”, dice el director sobre su cuarto largometraje.

En ese sentido, abordó este proyecto sin intentar contar una historia policial con fórmulas del cine de acción hollywoodense, sino utilizando personajes, situaciones y códigos propios. El casting fue lo que más tiempo le tomó durante la preproducción: probaron a muchos aspirantes hasta que dieron con los protagonistas. Óscar Alarcón, quien hace del fiscal Bardales, es un reconocido pintor formado en Bellas Artes. Gonzalo Vargas, que hace de Yonatan, el joven sicario, es un rapero y artista urbano. Él, después de su participación en Casos complejos, ha actuado en dos películas más y ahora está filmando una teleserie. “

¿Tratar un tema como el de las organizaciones criminales en Trujillo no les trajo problemas durante la filmación? Amenazas o algo así”, preguntamos. “No. Filmamos con mucha discreción y además no dábamos detalles sobre la película que estábamos haciendo. Mantuvimos perfil bajo hasta que la película estuvo totalmente rodada”, cuenta Omar.

En la cinta hay éxitos y fracasos del fiscal Bardales en su cruzada contra el crimen. La historia fluye con música clásica de fondo que acompaña muy bien los instantes de tensión o calma. Forero construye muy bien la historia que quiere contar y hace reflexionar al espectador sobre la violencia, la corrupción y el destino de sus protagonistas. “Se ha avanzado, pero no hemos vencido a las bandas. Quiero reflejar esa realidad”, dice.

Video Recomendado