Sociedad

Lideresas indígenas denuncian vulneración de sus derechos ante relator especial de la ONU

Marcos Orellana, relator especial sobre sustancias tóxicas y derechos humanos de las Naciones Unidas, sostuvo que pese a haber solicitado al Estado realizar una visita oficial al Perú, aún no obtiene respuesta.

Los derrames petroleros que sufren los pueblos indígenas hace más de 50 años no tienen cese. Foto: ONAMIAP
Los derrames petroleros que sufren los pueblos indígenas hace más de 50 años no tienen cese. Foto: ONAMIAP
Sociedad LR

En una reunión realizada el 25 de febrero, las lideresas expusieron cómo las actividades extractivas impuestas sin cumplir con la consulta y el consentimiento previo, libre e informado, envenenan la sangre y los territorios de los pueblos indígenas. Asimismo, manifestaron cómo el Estado, en este caso el Ministerio de Energía y Minas, se niega a someter a consulta y consentimiento el otorgamiento de concesiones mineras y petroleras en estos lugares.

En este encuentro, en el que participaron la presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), Melania Canales Poma, su Secretaria de Juventud y Niñez, Karen Huere Cristóbal, y las lideresas de bases Margarita Machacca Quispe, Guadalupe Flores Chacca de Puno, y María Luz Canaquiri Murayari de Loreto, las lideresas indígenas indicaron que otro derecho vulnerado es la carencia de una institucionalidad indígena en la estructura del Estado.

El Viceministerio de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, ente rector en materia de pueblos indígenas, no solo omite su obligación de promover y proteger los derechos colectivos sino que además desarrolla políticas regresivas en este tema, sostuvieron.

El relator especial expresó que la obligación del Estado es garantizar los derechos humanos a los que se ha comprometido al ser parte de tratados internacionales. Y que el rol de las organizaciones indígenas es exigir esos derechos.

Agregó que, pese a haber solicitado al Estado realizar una visita oficial al Perú, aún no obtiene respuesta. Precisó que su visita actual es académica y recoge información, mientras que una visita oficial implica la elaboración de un informe, la emisión de recomendaciones al Estado y el seguimiento de su cumplimiento.

Marcos Orellana reconoció que, si bien la problemática expuesta por ONAMIAP afecta a muchas personas y en muchos lugares, lo hace en mayor medida a los pueblos y las mujeres indígenas, “porque viven en armonía con el medio ambiente y este les da no solo sustento material sino también espiritual y de identidad cultural”, subrayó.

Resaltaron que los derrames petroleros que desde hace más de 50 años sufren los pueblos indígenas amazónicos y los relaves mineros en los andes, dejan miles de personas con metales pesados en la sangre, traen nuevas enfermedades, mujeres que no pueden concebir o sufren abortos espontáneos.

A eso se suman los ríos contaminados donde ya no se encuentran peces, ganado que se envenena al beber sus aguas, tierras que ya no producen. En suma, la pérdida de sus actividades de sobrevivencia, la migración de la juventud, y el deterioro de la identidad cultural.

El relator especial Marcos Orellana concluyó su visita a ONAMIAP solicitándole estar en permanente contacto y hacerle llegar información sobre la situación de los derechos de los pueblos y las mujeres indígenas. Asimismo, se le hizo entrega del “Informe sobre la Situación de los Pueblos Indígenas en el marco de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas”.

La visita del representante de la ONU se realiza a pedido de ONAMIAP, la Plataforma Nacional de Personas Afectadas por Metales, Metaloides y Otras Sustancias Químicas Tóxicas en el Perú, la Mesa Técnica de Salud Ambiental y Humana, y OXFAM.