Guerra advertida…

“Y es que no es sólo un tema de caras “nuevas” en la política. La coherencia entre los candidatos, su pasado y sus propuestas debe ser fundamental”.

Sigrid Bazán
06 Nov 2019 | 5:01 h

No digan después que no nos avisaron. Habiendo sido anunciada la mayoría de candidaturas congresales para este 2020, y habiendo visto de lo peorcito en el Legislativo pasado, parece que tenemos mucho más de lo mismo en la nueva oferta electoral.

Seguro, habrá algunos jóvenes o personas cuyos nombres no identifiquemos, pero si los primeros números en la lista que usted observa son Martha Chávez o Mauricio Mulder, dese cuenta de quiénes serán los que realmente manejen todo: las votaciones, el discurso, los aplausos protocolares, los ataques…

Y es que, evidentemente, no es sólo un tema de caras “nuevas” en la política. La coherencia entre los candidatos, su pasado y sus propuestas debe ser fundamental. En cuanto a las propuestas, creo que pensar solo en nosotros mismos a la hora de votar nos está llevando a elegir aquellos candidatos con discursos diferenciados, esos que van al lugar a decir lo que la gente ahí quiere escuchar. La de Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”.

Quizá este sea el punto en el que discrepo, de manera saludable como siempre, con varias personas que escriben acerca de cómo elegir a un congresista. Ojo, es válido y hasta necesario tener una agenda propia como elector, pero también hay que entender que existen ciertos derechos que deben ser respetados y ponernos en el lugar del otro. Una cosa es que desde una visión fríamente empresarial le convenga a alguien poder contratar o despedir como si nada y otra cosa es que optemos por agendas que fortalezcan, en general, vínculos laborales sólidos y que incrementen la productividad. Lo mismo con temas como el matrimonio igualitario, una ley de crímenes de odio, etc., que no son “agendas”, sino primordialmente derechos, aún negados para muchos en nuestro país.

En cuanto al pasado de cada candidato: no se le puede pedir peras al olmo. Ya conocemos a varios, pero si quiere indagar más acerca de los menos conocidos, el Jurado Nacional de Elecciones publica las hojas de vida de todos los candidatos en cada elección, pero además ahora estará disponible el sistema de Ventanilla Única de Antecedentes para Uso Electoral. Ahí deberían figurar aquellos deudores alimentarios, judiciales, morosos, con condenas, etc. Busquemos en el internet información de medios confiables y compartámosla, esta es ahora nuestra mejor herramienta.