Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

Elecciones 2021: ninguno de los candidatos es fijo en la segunda vuelta electoral

Pamela Palacios,Diego Quispe,

El dato. La pandemia, un quinquenio marcado por la inestabilidad política y la falta de partidos políticos con representatividad ocasionaron en esta elección el mayor número de indecisos. Foto: difusión
El dato. La pandemia, un quinquenio marcado por la inestabilidad política y la falta de partidos políticos con representatividad ocasionaron en esta elección el mayor número de indecisos. Foto: difusión

Incertidumbre. A menos de un mes para las elecciones, el nivel de indecisos es casi el doble del que había en los comicios del 2016. Para los analistas, la campaña recién ha calentado.

La encuesta de Datum publicada el 9 de marzo último destapa que, a un mes de la primera vuelta electoral, el 37% de la población no elegiría, por ahora, a ningún candidato presidencial: el 16% votaría blanco o viciado, y el 21% no sabe.

El indicador casi duplica al porcentaje de indecisos del proceso electoral del 2016 en fechas similares. Ese año, el 10 de marzo, Datum también publicó un sondeo donde el 18% de electores no iba a apoyar a ningún postulante a jefe del Estado: 8% blanco o viciado, y 12% no sabía.

La República consultó con tres analistas políticos y un experto electoral. Todos coinciden en que el nivel de indecisión que se refleja en la actual contienda electoral es histórico y atípico.

Lescano lidera la encuesta de Datum y del IEP. Foto: difusión

Razones de la indecisión

Para el director del Grupo Fides Perú, Jeffrey Radzinsky, esta incertidumbre se debe a tres factores. “El poco liderazgo de los candidatos, la pandemia y la convulsión política de este quinquenio”, advirtió.

El analista y docente en la Pontificia Universidad Católica (PUCP) José Alejandro Godoy coincide con esta tesis. “Hemos pasado por un quinquenio con cuatro personas ocupando la presidencia de la República, el desgaste en política termina siendo mucho más fuerte. A la gente no le interesa quién gane porque sienten que nada va a cambiar”, explicó.

El sondeo de Datum muestra estadísticas que explican cómo se distribuye el nivel de indecisión. Por ejemplo, entre hombres y mujeres, ellas presentan un mayor porcentaje de no saber por quién votar: 27%.

Si se trata de edades, los mayores de 55 años son quienes más votarían en blanco o, simplemente, no saben a quién elegir con 19% y 28% respectivamente.

Para el analista político de la PUCP David Sulmont, estos números son la evidencia del desgaste por el COVID-19.

“Los problemas de salud, la ansiedad que provoca el tema de la pandemia es más importante en este grupo y no encuentran en la oferta señales claras de cómo se va a atender este problema”, precisó.

Incertidumbre. Hay más mujeres que no definen su voto. Foto: Jorge Cerdán/La República

Sobre las regiones, en el norte, el 25% no sabe a quién apoyar, en el centro es el 27% y en el sur 26%.

Para Radzinsky, los votos en el norte podrían determinar el desenlace de las elecciones generales. En 2006, recordó, los electores de esta parte del país garantizaron la victoria de Alan García (Apra), en el 2011 fue un bastión de César Acuña (Alianza para el Progreso) y en 2016 casi alcanza para darle la victoria a Keiko Fujimori (Fuerza Popular).

Pero actualmente el norte tiene simpatizantes dispersos.

Los niveles socioeconómicos más bajos también serán cruciales: sus ciudadanos aún no se definen. El 22% del sector E votaría en blanco y el 22% del D desconoce por quién apostar.

Esto es el reflejo, acotaron Radzinsky y Godoy, de los efectos de la pandemia del COVID-19: los más afectados y vulnerables son los menos interesados porque no ven una oportunidad de cambio y están más enfocados en sobrevivir.

Por estas circunstancias, la campaña recién está tomado fuerza desde la semana pasada, según ambos analistas. Años anteriores no era así: a partir de enero, la contienda electoral era el principal tema de agenda.

Nadie tiene la segunda vuelta asegurada, ni siquiera el puntero Yonhy Lescano (Acción Popular), aseguran los expertos. Queda un largo tramo donde los candidatos disputarán codo a codo el voto de los indecisos. En marzo puede pasar de todo.

Crisis. A los sectores C, D y E les preocupa más sobrevivir a la pandemia que votar. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Buscando votos

Los especialistas sostienen que es relativo saber qué candidato tiene mayor posibilidad de obtener ese respaldo que lo catapulte a la segunda electoral.

Para el exvocero del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) Jorge Jáuregui, en estos días, figuran con mayor proyección los postulantes Yonhy Lescano (Acción Popular) y Rafael López Aliaga (Renovación Popular).

“En primer lugar está Lescano, va a atraer a los indecisos porque va a ir desarrollando ese discurso que es cercano al ciudadano indeciso y en segunda a venido experimentando un crecimiento notable el señor López Aliaga, quien representa al bastión ultraconservador que en un momento representó el fujimorismo”, analiza Jáuregui.

Votos por sectores

No obstante, para Godoy, en síntesis, la disputa de votos por sectores puede distribuirse de la siguiente manera, de acuerdo a los perfiles y discursos:

Rafael López Aliaga (Renovación Popular), Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y Hernando De Soto (Avanza País) pugnan por el elector de derecha y conservador.

George Forsyth (Victoria Nacional), Julio Guzmán (Partido Morado) y Ollanta Humala (Partido Nacionalista) apuntan al ciudadano de centro. El descenso de Forsyth le conviene a Guzmán o a Humala.

Y Yonhy Lescano (Acción Popular) y Verónika Mendoza (Juntos por el Perú) disputan electores de las mismas características: de izquierda. El acciopopulista tiene más aceptación en el sur y la líder de JP en la clase alta.

Mendoza, por su parte, dice Sulmont, ya no debe intentar marcar distancia o compararse con López Aliaga, cuando su rival directo es Lescano.

“Basta que uno se despinte para que el otro le robe los votos”, advierte Godoy. Los candidatos deben ser conscientes, concluyó, de que en esta etapa un mínimo error puede costar la carrera y el pase a la segunda vuelta.

Candidatos deben cambiar su discurso

Jorge Jáuregui sostiene que los aspirantes presidenciales deben ser puntuales con la población. “Lo que tienen que hacer los candidatos es referirse a los temas que a los ciudadanos les interesa. Por ejemplo, cómo hacemos para tener vacunas en el plazo corto. El discurso que desarrollan los candidatos no tiene que ver con eso, más hablan cosas abstractas y eso genera una suerte de cansancio en los electores”.

Para David Sulmont, analista político de la PUCP, el problema no son los electores, sino la oferta electoral que no entusiasma a la ciudadanía y no ha conectado con la expectativa de la ciudadanía.

Forsyth lideró las encuestas por más de un mes pero ahora se ubica en segundo lugar. Foto: La República

Reacciones

Jeffrey Radzinsky, Grupo Fides Perú

“En el norte va a estar la definición de las elecciones, en el sur están a favor de Lescano y Lima va a seguir fraccionado. Creo que el norte tiene una oportunidad para varios candidatos. Hay un peso demográfico”.

Jorge Jáuregui, abogado electoral

“En el Perú hay una mayoría que en dos oportunidades ha impedido el regreso del fujimorismo vía elecciones, tanto en el 2011 como en el 2016. Una mayoría democrática que podría apuntalar su preferencia electoral”.

José Alejandro Godoy, analista político

“El propio Lescano tampoco puede declararse como fijo por sus propias declaraciones y el propio divorcio con su partido. Yo diría que la campaña recién ha comenzado. El escenario está todavía abierto”.

Infografía-La República.

Infografía-La República.

Infografía-La República.

Infografía-La República.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.