Desde el 2017, el sector inmobiliario ha ido en ascenso, y la tendencia para este año se ha mantenido de la misma manera. Según indicó la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), este año incrementaría en 6,59%, aumentando en casi dos puntos porcentuales su proyección anterior.

Esto también se ha visto reflejado en el sector Lima top, donde el crecimiento es clave para la recuperación del mercado de viviendas. Los distritos de este sector, concentran el 25% de la oferta inmobiliaria de Lima Metropolitana, según el informe realizado por la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI).

Sin embargo, este acelerado crecimiento en zonas exclusivas de la ciudad, puede llevar al error en cuanto la calidad o exclusividad de un inmueble, ya que no son solo la ubicación o el área del departamento son los que determinan si un proyecto es de lujo o no.

Al momento de adquirir un inmueble, es necesario tener en consideración múltiples aspectos, como los acabados, las áreas sociales, estacionamientos, depósito y facilidades. Un departamento de lujo, puede no ser muy grande, con tal que satisfaga las necesidades del propietario”, aseguró Luciano Gardella, gerente comercial de Tale Inmobiliaria.

También lee: ¿QUIERES COMPRAR UN INMUEBLE PARA ALQUILARLO? CONOCE LOS DISTRITOS MÁS RENTABLES PARA ESTE NEGOCIO

Sobre este tema, los especialistas de la inmobiliaria recomendaron tener en cuenta cinco criterios para identificar cuándo un departamento es exclusivo o de lujo, si estás pensando en adquirir uno:

1. Buena ubicación:

La zona debe ser estratégica o funcional para el inquilino, es decir, debe tener espacios cercanos de uso cotidiano. “Es ideal que se ubique en las inmediaciones de zonas comerciales, espacios recreativos, malecón, parques, restaurantes, cafés y bares. Además, se debe considerar la cercanía al lugar de trabajo, para evitar el estrés del tráfico por las largas distancias”, recomendó Luis Guillen, gerente de marketing.

2. Acabados de calidad:

Los acabados de un departamento deben ser elegidos con detenimiento y acierto, ya que son responsables de crear armonía en los ambientes que conforman el departamento, es indispensable que sea de la mejor calidad. En cuanto a la paleta de colores, esta solo se limita a unos cuantos, en los que sobresalgan algunas tonalidades.

“La tendencia actual es “menos es más”, con lo que lograremos un balance entre lo estético y lo indispensable. El piso de madera es uno de los más solicitados, funciona para salas, comedores y dormitorios. Piedras como el cuarzo o maderas como el bambú resaltan en las preferencias de los usuarios”, nos informó Jimena Meza, arquitecta.

3. Áreas verdes cerca al edificio:

Miraflores es unos de los distritos que cuenta con una gran cantidad de parques y zonas de recreación, lo que es un recurso vital para mejorar el bienestar de los inquilinos en la zona, donde se pueden realizar diversas actividades físicas con toda la familia, lo que favorece para socializar con tu entorno, e incluso entablar una amistad.

Por otro lado, si en algún momento decides alquilar o vender el departamento, una de las grandes ventajas es que obtendrás una mayor fuente de ingresos. A través de los años tu vivienda se va revalorizando, aunado a la mejora constante de los parque por las municipalidades, lo que incrementará significativamente el precio de tu inmueble.

Puedes ver: ¡QUE NO TE PASE! 5 ERRORES COMUNES AL DECORAR TU OFICINA

4. Áreas comunes:

En la actualidad, una de las características que más se busca al comprar un departamento es que cuente con áreas comunes en donde se puedan practicar diversas actividades anti estrés de forma segura y con confort, como gimnasio, jardín interno, área BBQ, terraza, bar o jacuzzi.

“Los edificios con salas co-working, brindan flexibilidad, están diseñadas para que sus inquilinos puedan realizar su trabajo o estudios en un área cómoda sin tener que moverse de su edificio”, resaltó Luciano Gardella.

5. Funcionalidad:

Más allá de considerar el tamaño del departamento, hay que tener presente la distribución del mismo, ya que los espacios deben ser funcionales y se deben aprovechar al máximo los m2 que los conformen. El precio de un departamento de lujo puede variar, por lo que al momento de comprar, es importante considerar la oportunidad de valorización del inmueble en el futuro. El ser costoso no quiere decir que sea de lujo, explicó Luis Guillén.