Street Fighter: Raúl Juliá, el villano predilecto que murió sin ver la cinta estrenada

La película dividió a los fans, pero la actuación de 'Bison' fue una para el recuerdo. Pero las largas horas de grabación y las escenas de acción terminaron por pasarle factura.

Raúl Juliá el actor que se 'robó' la criticada película sobre el popular videojuego - Crédito: Capcom
Raúl Juliá el actor que se 'robó' la criticada película sobre el popular videojuego - Crédito: Capcom
Cine y Series LR

Street Fighter logró gran éxito en el mundo de los videojuegos, por lo que Capcom apostó por llevar su historia al cine. Es así como en 1994 apareció en las salas de cine La última batalla.

La película protagonizada por Jean-Claude Van Damme, Kylie Minogue, entre otros, mantuvo su popularidad pese a los años. Pero, en su estreno, la crítica no la acompañó. Quien se llevó toda la atención fue el experimentado actor Raúl Juliá, quien dio vida a M. Bison, el villano de la historia. ¿Qué pasó con él y por qué no logró ver el corte final de la cinta?

PUEDES VER: El chavo del 8: Carlos Villagrán y su tormentosa relación con Florinda Meza

Juliá, que para 1994 ya era un intérprete consagrado, aceptó ser parte de se ‘Street Fighter: La última batalla’ por pedido del director Steven E. de Souza. Para sorpresa de muchos, no logró ver su trabajo ya que en octubre de aquel año murió a causa de un cáncer de estómago.

Lazy loaded component

Como lo contaría tiempo después el mismo director a The Guardian, Raúl Juliá enfermó durante el rodaje de la cinta. Incluso reveló que al llegar a Tailandia para grabar, la producción le pidió que suba de peso porque estaba extremadamente delgado.

“Era tan profesional. Recuerdo que cuando le pusieron el traje estaba decaído. Pero, cuando gritaron ’¡acción!’, ese actor imponente que conocíamos reapareció. Juliá actuó hasta su último aliento”, recordó Damian Chapa, actor que dio vida a Ken.

Lazy loaded component
PUEDES VER: Thundercats CGI: nueva adaptación sorprende a fans y supera a la de CN [VIDEO]

Debido a que el equipo de producción no había sido notificado de la condición de salud de Juliá, su horario de trabajo era extenuante. Incluso realizó varias de sus escenas de acción.

Raúl Juliá dando vida a Bison en Street Fighter - Crédito: Capcom

Steven E. de Souza mencionó que para que no se notara que Juliá estaba enfermo, tuvieron que usar bastante maquillaje sobre él. Así también, modificó las escenas para que se utilizaran planos generales y que así no se le viera decaído en pantalla. “Cada día tenía que preguntar si había tomado sus medicinas ”, declaró.

Si bien a los fans y a la crítica especializada no convenció la cinta, fue un éxito de taquilla contra todo pronóstico. Costó 35 millones de dólares en total y generó 100 millones en ganancias.