El “sol artificial” de China se ha vuelto 10 veces más caliente que nuestra estrella

Ciencia LR

El plasma viaja dentro del reactor de fusión EAST, el "sol artificial chino". Imagen: difusión
El plasma viaja dentro del reactor de fusión EAST, el "sol artificial chino". Imagen: difusión

El avanzado reactor de fusión nuclear alcanzó una temperatura de 160 millones de grados, un nuevo récord que nos acerca a una fuente de energía ilimitada.

China encendió su “sol artificial” y alcanzó nuevos récords mundiales de temperatura durante el mayor tiempo posible. Este logro pone a la humanidad un paso más cerca de una fuente de energía limpia y prácticamente ilimitada: la fusión nuclear.

El 28 de mayo, el reactor EAST produjo 120 millones de grados Celsius (C°) durante 101 segundos. Luego, la máquina alcanzó una temperatura de 160 millones de grados durante 20 segundos, informó la agencia estatal Xinhua.

Para tener una referencia, el núcleo del Sol se encuentra a 15 millones de grados.

Un sol en la Tierra

El “sol artificial chino” no ha sido apodado así solo por la temperatura que alcanza, sino porque también tiene el potencial de producir las reacciones que ocurren en el interior de las estrellas.

En el núcleo de Sol, por ejemplo, las altas temperaturas y la aplastante presión comprimen los átomos de hidrógeno y forman elementos más pesados como el helio. Este proceso de fusión nuclear libera enormes cantidades de energía en forma de calor y luz.

El Sol captado en luz ultravioleta en octubre de 2014. Foto: NASA

Para reproducir esto en un reactor de fusión en la Tierra, el gas hidrógeno debe ser calentado hasta el punto en que se convierta en una nube delgada llamada plasma y luego controlarlo con potentes imanes hasta que los átomos se fusionen y liberen energía.

Dado que en nuestro planeta hay suficiente hidrógeno para ser usado en reactores de fusión nuclear durante millones de años, este proceso tiene el potencial de generar energía prácticamente ilimitada y sin emitir gases de efecto invernadero.

La fusión nuclear no debe ser confundida con la fisión nuclear, proceso en que los átomos se dividen y liberan energía. Esta reacción, usada por las centrales nucleares actuales, genera grandes cantidades de desechos radiactivos.

Un paso más cerca de la fusión nuclear

El reactor EAST (Experimental Advanced Superconducting Tokamak), operado por la Academia de Ciencias de China, es una estructura metálica con forma de rosquilla que tiene una serie de bobinas magnéticas utilizadas para contener las corrientes de plasma sobrecalentado, el cual gira alrededor de un tubo magnético central.

Interior del reactor East. Foto: Academia de Ciencias China

El reciente experimento “es un progreso significativo, y el objetivo final debería ser mantener la temperatura a un nivel estable durante mucho tiempo”, dijo Li Miao, físico de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, al Global Times.

Pero este “sol artificial” es solo uno de una serie de reactores de fusión que forman parte del proyecto mundial ITER. Uno de ellos, ubicado en Corea, obtuvo el anterior récord de rendimiento al alcanzar los 100 millones de grados durante 20 segundos.

Los científicos buscan mantener el plasma a temperaturas extremas el tiempo suficiente para que se produzca la fusión. No obstante, puede que aún estemos a décadas de conseguir un “sol artificial” en pleno funcionamiento. Primero, se debe lograr que el reactor de fusión pueda generar más energía de la que consume, lo cual se espera que suceda muy pronto.