Proyecto Educativo Nacional marca el rumbo de la educación para los próximos 15 años

La República

larepublica_pe

04 Dic 2020 | 19:02 h
La Republica
Difusión

Ministerio de Educación comparte y pone en marcha el Proyecto Educativo Nacional al 2036: el reto de la ciudadanía plena como rumbo para mejorar el aprendizaje a lo largo de la vida y el sistema educativo.

La educación en nuestro país es motivo de preocupación para muchas peruanas y peruanos, más aún cuando esta se ve afectada. Por ello, como parte de su compromiso para optimizarla, el Ministerio de Educación presenta y asume al Proyecto Educativo Nacional (PEN) al 2036: el reto de la ciudadanía plena, como el marco estratégico que concibe a todas y todos aprendiendo en cualquier momento o lugar y no solo en las escuelas o instituciones educativas.

El Proyecto Educativo Nacional al 2036, que fue aprobado por el Poder Ejecutivo el 28 de julio del 2020, es el resultado de tres años de trabajo liderado por el Consejo Nacional de Educación, que implicó un proceso de reflexión, consulta y diálogo que contó con la participación de más de 250 000 personas de todo el Perú.

Durante los próximos 15 años, el PEN tiene como visión que las personas, gracias a su experiencia educativa, contribuyan al desarrollo y prosperidad tanto propio como de su comunidad. Del mismo modo, el proyecto presta atención a las necesidades y potencialidades de aquellos que viven en situación de vulnerabilidad y a lograr, a través del diálogo intercultural e intergeneracional, el desarrollo sostenible.

Este marco orientador se centra en la vida ciudadana, punto que destaca la convivencia en un estado de derecho libre y justo, que garantiza el respeto a la dignidad humana, la seguridad e igualdad ante la ley. Asimismo, se enfoca en la inclusión y equidad, propiciando que las personas compartan un ambiente donde se reconozca, valore e incluya la diversidad.

En esa misma línea, el PEN también busca el bienestar socioemocional, puesto que la educación no solo permite que las personas conozcan a los demás, sino también que establezcan relaciones humanas sanas. Además, entre sus propósitos se encuentra que la educación contribuya a la productividad, prosperidad, investigación y sostenibilidad, características que favorecen y nutren el desarrollo de todas y todos para potenciar sus oportunidades.

La participación del Estado, las organizaciones de la sociedad civil, las empresas, los medios de comunicación, la academia y sin duda, las familias, docentes y equipos directivos, es clave para garantizar las oportunidades educativas y consolidar una ciudadanía plena para las peruanas y peruanos.

Este documento que desarrolla la Política de Estado referida a la educación, constituye un marco estratégico en materia educativa para todos los sectores del gobierno nacional, regional y local.