Las marcas de gaseosa que disfrutaste y no volverán

Gaseosas como Lulú, Chiki, Kola Inglesa, Canadá Dry o Mirinda aún son recordadas.

Gaseosas como Lulú, Chiki, Kola Inglesa, Canadá Dry o Mirinda aún son recordadas.

Redacción web

Mientras que marcas extranjeras como Guaraná Antarctica ingresan, otras como La Moradita de Inca Kola se marchan del difícil mercado peruano de gaseosas, en donde no todas corren la misma suerte.

A continuación, realizamos un breve recuento de aquellas marcas de gaseosas que estuvieron alguna vez en la bodega de nuestra preferencia y que hoy solo son un recuerdo.

CANADÁ DRY

Llegó al Perú en su sabor de piña gracias a Manuel Ventura, aunque luego fue adquirida por la Compañía Embotelladora del Pacifico (Cepsa), la cual lanzó el sabor de ginger ale. Sin embargo, desapareció del mercado en 1995.

BIMBO

Teniendo como característica la combinación de dos frutas en una sola bebida, Jose R. Lindley la trajo al mercado nacional en 1962. Algunos de sus sabores recordados son los de lima-limón, fresa-frambuesa y naranja-mandarina.

KOLA INGLESA

La gaseosa conocida como la ‘cola roja’ es traída al Perú por Enrique Heredia Alarcón en 1912, para ser adquirida a fines de los 70 por Manuel Ventura hasta que la Compañía Embotelladora del Pacifica la compra. En los últimos años, Coca Cola compra la marca, sin embargo, lanza Fanta Kola Inglesa, poniéndole fin a esta marca. 

TEEM

Producto lanzado por Pepsi en el Perú, tras su relativo éxito en el mercado argentino, con un sabor muy similar al de Sprite. En el 2010, fue relanzado en Buenos Aires aunque no tuvo la acogida esperada.

VENTURA DRY

Aprovechando la industrialización nacional promovida por el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, Santiago Ventura fundó la Embotelladora Peruana S.A. (Empesa), su primer producto fue la Ventua Dry. Sin embago, no tuvo acogida y en 1982 se retiró el producto del mercado.

LULÚ

También de propiedad de Empesa, con dos sabores (piña y kola inglesa). Sin embargo, disputas entre la administración, terminaron con la existencia de dos empresas vendiendo el mismo producto, uno desde la planta de Huancayo y la otra en la avenida Carlos Izaguirre. Un informe en un programa televisivo mostrando una mosca en una gaseosa terminó por mandar a la historia esta bebida.

MANZANITA

Su propio nombre lo dice. Esta gaseosa, sabor manzana, llegó al Perú con la Embotelladora Latinoamericana a mediados de la década de los 90. Si bien tuvo una buena acogida, solo duró dos años en el mercado. 

PASTEURINA

A mediados de la década de los 50, la embotelladora La Pureza lanza al mercado esta gaseosa de color amarillo, con cierto olor a hierba luisa. Llegó a su fin cuando la empresa fue adquirida por la Embotelladora Latinoamericana, vinculada a Coca Cola. 

CHIKI

El Grupo Concordia lanza esta gaseosa, pensando en el público infantil en 1996, con sus multicolores sabores y su botella pequeña, capaz de caber en la palma de tu mano.  Sin embargo, llega a su fin en 2003. 

MIRINDA

De origen español, llegó al Perú, gracias a Pepsi, para hacerle frente a Crush y Fanta. Años después, perteneció al Grupo Concordia.  Hasta hace poco fue comercializada por Ambev, sin embargo, no tuvo la acogida suficiente. 

BONNUS: CASSINELLI (ya no se vende en Lima, pero sí en provincias)

Al oír este nombre lo primero que te puede venir a la mente es la tienda comercializadora de mayólicas. Sin embargo, una jovencita Vivana Rivas Plata era la imagen de esta bebida que llegó a tener cierta acogida a fines de los 80 e inicios de los 90. La bebida sigue comercializándose en el norte del país. 

¿QUÉ OTRA MARCA CREES QUE DEBE INTEGRAR ESTA LISTA?

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO