Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

Los errores de Verónika Mendoza que no le permitieron despegar

Piero Espíritu

En las elecciones de 2016 llegó a obtener más del doble del respaldo que tuvo en estos comicios. Foto: composición LR
En las elecciones de 2016 llegó a obtener más del doble del respaldo que tuvo en estos comicios. Foto: composición LR

La excandidata de Juntos por el Perú se asomaba al segundo lugar, pero finalmente acabó en el sexto, muy por debajo de los primeros puestos. ¿Qué ocurrió para que no llegara a la segunda vuelta?

La exaspirante al sillón presidencial Verónika Mendoza no pudo llegar a la segunda vuelta electoral y se quedó muy por debajo de los primeros lugares pese a que, semanas previas de las elecciones, se perfilaba a obtener una mayor cantidad de votos.

Cuando fue candidata por Frente Amplio en 2016 alcanzó el tercer lugar y obtuvo más del 18% de respaldo. Antes de esos comicios, creció rápidamente, sobre todo ganó simpatizantes en el sur del país, y le faltó poco más de 320.000 votos para superar a Pedro Pablo Kuczynski.

Sin embargo, en este último proceso electoral, no alcanzó ni la mitad de ese porcentaje e, incluso, fue superada por Pedro Castillo en Cusco y otras regiones donde tenía un gran apoyo.

Mendoza terminó en sexto lugar, tras el conteo de la ONPE. Foto: JP

Izquierda desunida y desconexión de las bases

Alejandro Mejía, profesor en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), aseveró que la candidatura de Mendoza no pudo despegar debido a dos aspectos.

El primer error es que, en esta elección, la izquierda va desunida. Debió ir olvidándose de ese protagonismo. Si optaba por candidatear bajo la unión de los candidatos Vladimir Cerrón, Marco Arana, entre otros, hubiera sido la mejor estrategia para pasar a segunda vuelta, incluso hubiera pasado primera teniendo un discurso parecido al de Castillo”, indicó.

Para el docente, el segundo aspecto que la hizo perder el pase a la segunda fase electoral fue la desconexión de sus bases cuando impulsa una campaña orientada a la capital, lo que la llevó a perder el respaldo en las regiones, situación que fue aprovechada por otros partidos.

“Al desconectarse de esa izquierda radical también pierde esas bases y ha desarrollado poco trabajo a nivel de regiones en esta campaña, muy aparte de las restricciones, lo que la llevó a perder ese apoyo. En ese sentido, respaldan más a Castillo porque lo ven como un líder más contestatario”, manifestó.

Asimismo, hizo mención a que en las redes sociales se observaba un usual respaldo hacia Mendoza de jóvenes de clase media; no obstante, en el interior del país los electores no tenían un voto definido.

“Si vemos en las redes sociales, los que más brindaban el apoyo a Verónica eran estudiantes universitarios, quizá jóvenes profesionales entre 20 y 25 años. Entonces era un público más joven, clase media, limeño generalmente, pero si uno iba a las regiones, veía un voto dudoso y sin un apoyo fuerte como lo tenía en el 2016″, indicó.

A la espera. Verónika Mendoza tiene dudas sobre Castillo, pero no piensa apoyar a Fujimori. Foto: EFE

“Castillo recogió el voto de protesta y Mendoza no”

Por otro lado, Gonzalo Gamio, especialista en Ética y Filosofía Política, consideró que Mendoza no pudo mantener esa ventaja inicial, que luego Castillo capitalizó con el voto de izquierda.

El voto en favor de Castillo expresa una indignación legítima de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Por su parte, Mendoza representa una izquierda más moderada y democrática, una perspectiva que no suele ser suficientemente atractiva en circunstancias altamente críticas”, comentó.

Gamio también señaló que la postulante de Juntos por el Perú hubiera podido pasar a la segunda vuelta si cuestionaba más la crisis que vive el país.

“Probablemente a Mendoza le hubiera ido mejor si, en primera vuelta, su discurso hubiese sido más crítico e incisivo con la situación actual, para luego, en una segunda vuelta, tender puentes hacia sectores de centro progresista y social democracia”, precisó.

Castillo recogió el voto de protesta, ella no lo logró. Mucha gente tenía la esperanza de que ella pudiera representar ese voto sin abandonar la defensa de los principios democráticos”, agregó.

Castillo le ganó a Mendoza en varias regiones donde tenía un gran respaldo. Foto: La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.