Apunte Educativo

Los exámenes de admisión: Nuevos retos para los escolares

El examen de admisión es el primer gran reto que los escolares asumen,al pasar del colegio a la universidad

: La República

Realizar el examen de admisión para la universidad, es el primer paso para que los escolares inicien la vida universitaria. Esta es una experiencia que conlleva mucha presión, se debe vencer muchos miedos y enfrentar los desafíos que los estudios superiores exigen.

En la actualidad, estos exámenes han variado, ahora hay muchas modalidades de admisión, por ejemplo entrevistas personales, redacciones de ensayos, etc. Por otro lado, en estas evaluaciones se pone más énfasis en el razonamiento lógico, que en los contenidos de los cursos.

Preparación para la admisión universitaria

Algunos postulantes eligen prepararse en centros pre-universitarios de las mismas universidades a las que postularán y otros en grupos de estudio. Existe otro sector de estudiantes que señalan que en el examen de admisión general de una universidad la competencia es mayor, por esa razón, ellos prefieren la modalidad de ingreso para escolares, pero la mayoría opta por asistir a academias preuniversitarias, donde participan de seminarios y simulacros de admisión.

Factores que favorecen al postulante:

- Una buena preparación. Estudiar delicadamente, durante algún tiempo prudencial es básico para poder dar un examen exitoso, de ser necesario, asistir a alguna academia, para reforzar lo aprendido.

- Buen estado de salud. Tener un buen estado de salud físico y mental que junto a la madurez ayudarán al postulante a tener una actitud positiva y podrá rendir el examen siendo consciente de sus habilidades, su motivación y disciplina.

- Dormir bien. Los días previos al examen, requieren una mayor concentración, un descanso apropiado ayudará a estar atento, despejado y sobre todo relajado. El día anterior, no se debe de estudiar demasiado. 

- El apoyo de la familia. Es sumamente importante para el alumno en este proceso, pero a veces no lo cumplen adecuadamente, pues en su afán de verlo ya en la universidad, aceleran y presionan este proceso. Se recomienda escuchar la opinión del estudiante y darle un tiempo prudencial para decidir su opción profesional, todo ello con ayuda profesional. 

- Ser puntual. Esta es una virtud que debe prevalecer para todos los ámbitos de la vida. En ocasiones especiales como la de un examen de admisión, llegar a tiempo al lugar de la prueba, dará tranquilidad al postulante.

¿Qué hacer si no se logró el ingreso?

Postular a una universidad no es fácil, existen muchos factores que dificultan el ingreso, por ejemplo la cantidad de alumnos que postulan, la complejidad del examen, los nervios, entre otros. 

Si no se logró la admisión hay que buscar la causa por la que no se ingresó. A veces el alumno puede estar bien preparado en relación a los contenidos del examen, pero sus nervios sumados la presión familiar son tan fuertes que ejercen un efecto contrario