Jaén se proyectameta turística

La esperada presentación del libro Jaén, Arqueología y Turismo promete convertirse en el punto de quiebre para el desarrollo local de una nueva ruta de turismo cultural y de aventura.

La esperada presentación del libro Jaén, Arqueología y Turismo promete convertirse en el punto de quiebre para el desarrollo local de una nueva ruta de turismo cultural y de aventura.

Luego de su agitada agenda de ayer en Cajamarca y Amazonas, el presidente Martín Vizcarra recibió un presente sorprendente en el aeropuerto de Jaén, justo cuando se disponía a regresar a Lima: un ejemplar recién salido de la imprenta del libro Jaén, Arqueología y Turismo entregado por el alcalde provincial, Walter Prieto Maitre.

El libro será presentado mañana jueves en el auditorio de la Universidad Nacional de Cajamarca, sede de Jaén, por su autor, el arqueólogo Quirino Olivera Núñez, y existe mucha expectativa local por tratarse de las investigaciones arqueológicas que han cambiado la historia regional de toda la amazonía nororiental del Perú. También será presentado en Lima a fines de mes en el auditorio de Torre Tagle.

Hace apenas ocho años, Olivera llegó a Jaén dispuesto a investigar restos arqueológicos de los Bracamoros, una etnia que figura en las crónicas de la Conquista y que era considerada como la única manifestación cultural prehispánica en Jaén y Bagua. Grande fue su sorpresa cuando realizó algunas excavaciones en un montículo que era usado como basural y descubrió uno de los mayores enigmas del antiguo Perú.

Se trata de la huaca Montegrande, donde se hallaron impresionantes vestigios funerarios en forma de espiral con fechados antiquísimos.

El descubrimiento mereció ser considerado entre los 10 hallazgos más importantes del año, según elección del Foro Arqueológico de Shangai. Pero en Jaén significó todo un proceso de identificación cultural que cambió de plano la percepción de sus pobladores. Hoy en día, colegios y agencias de viajes promocionan Montegrande y otros lugares arqueológicos de la zona. Jaén tiene el mejor aeropuerto de la amazonía nororiental que será punto de partida para los turistas interesados en visitar Kuélap. Gracias al trabajo de Olivera, Jaén es ahora un nuevo destino que se presenta para desarrollar el turismo hasta en zonas vecinas de Bagua, donde la historia está aún por desenterrar.

Te puede interesar